La cadena de bocadillerías Subway, que ya cuenta con más de 60 establecimientos en España, quiere impulsar su plan de expansión con una de las inversiones más bajas del sector de la restauración y ha asegurado que montar un restaurante desde 15 metros cuadrados es posible con una inversión cercana a los 152.000 euros.

La compañía, que cuenta con cerca de 5.500 locales repartidos por toda Europa, y casi 42.500 a nivel internacional, se ha así consolidado como uno de los modelos de negocio dentro del sector de la restauración con mayor flexibilidad en cuanto al tamaño y ubicación de sus locales y al importe de sus inversiones.

Subway asegura que su estrategia de expansión se ha basado en ofrecer inversiones económicamente viables para sus franquiciados.

La cadena de restaurantes ha destacado que una de las ventajas que ofrece como modelo de negocio es la posibilidad de adaptarse a locales desde 15 metros cuadrados a 250 metros cuadrados.

Otra ventaja que ha contribuido a la expansión de Subway son el  hecho de no necesitar salida de humos y la sencillez de las operaciones (lo que permite gestionar el negocio con una plantilla reducida), todas ellas cuestiones que reducen la inversión necesaria para montar un negocio de la marca.

Los restaurantes Subway

Subway sirve diariamente casi 7 millones de bocadillos y ensaladas hechos bajo pedido.

Los aproximadamente 42.500 restaurantes de Subway son propiedad y están operados por casi 21.000 franquiciados.