Margarita García Martín, productora de televisión y de teatro durante más de 20 años, dio un cambio a su vida profesional cuando decidió enfocarla a los fogones, giro total que le ha permitido lanzar un libro, llamado 'La dieta ¡Que sea mediterranea!', editado por Anaya (Oberon) y que ya está disponible en las librerías.

Margarita comenzó su andadura profesional en la productora de Concha Velasco y Paco Marsó, donde estuvo trece años haciendo teatro, cine, televisión y publicidad, según cuenta en una entrevista con EFEemprende.

Finiquitada esta etapa, dio el salto a la televisión, donde trabajó durante diez temporadas en diversos programas de Telemadrid como Sucedió en Madrid o Madrid Directo, entre otros.

La cadena autonómica hizo un cambio en sus contrataciones y la periodista tuvo que ponerse a buscar trabajo.

Margarita destaca que siempre había tenido la suerte de enlazar un contrato con otro y que jamás había estado en el paro.  "De repente te ves en tu casa, mano sobre mano, y te preguntas que qué haces. Buscas trabajo y no hay, llamas a empresas y no contratan", señala.

Así las cosas, con poco trabajo en su sector, decidió reinventarse ya que cocinar siempre le había gustado.

La autora pone de relieve que cocinar en su casa siempre ha sido "algo muy importante". Según destaca, su abuela fue cocinera del Rey Juan Carlos cuando vino a España para formarse como príncipe porque trabajaba en casa de unos duques en la madrileña calle Velázquez, y el rey emérito se hospedaba allí con ellos.

La periodista explica que su primera "ventana" fue Telemadrid, donde empezó a escribir un blog de cocina. Más adelante lanzó otro espacio en internet en el que cada semana aportaba una receta y, después, comenzó a escribir en la revista digital Loff.it.

La importancia de las redes sociales

Durante la entrevista Margarita pone de relieve en diversas ocasiones el papel fundamental que han jugado en todo este camino las redes sociales. "Empecé a desarrollar y a monetizar mi trabajo a través de ellas".

"Ha sido muy importante estar presente en las redes sociales. Estoy en Instagram, en Facebook y en Twitter, y tengo mi propio canal de Youtube", afirma.

Además, indica que a través de Twitter encontró trabajo ya que, en un tweet, vio una oferta laboral de la Interprofesional del Aceite de Oliva, que buscaba una periodista gastronómica.

Se puso en contacto con ellos, pasó el proceso de selección, y comenzó a trabajar creando contenidos gastronómicos. De esta forma entró en este sector, en el que trabaja también para marcas como Burgo de Arias, Iberostar o Hipercor.

En su espacio en internet, llamado GastroAmantes, Margarita quiere transmitir la importancia "de volver a lo saludable, a cocinar en casa, a comprar los productos en el mercado y dejar de delegar en la industria la alimentación".

"Hay que volver a lo tradicional, a cocinar en casa porque vivimos en el país ideal para ello", dice.

Tras todo este camino, Anaya le propuso hacer un libro de recetas. En él hay platos que se hacen en diez o quince minutos o que se hacen solo en el horno, "o sea que solo necesitas tres minutos", de manera que "no hay excusas para no cocinar en casa", incide.

Son recetas "muy sencillas, muy saludables y que se pueden preparar en familia", explica, al tiempo que pone de relieve la sencillez con la que está escrito el libro. "Hay un paso a paso fotográfico que ayuda muchísimo", resalta.

Asimismo, la autora destaca que es tanto para los que saben cocinar como para los que no.

Sobre el camino recorrido, Margarita apunta que todo hay ido "muy fluido" y que una cosa le ha llevado a la otra. Por ello, ahora participa en un programa de Telemadrid y también habla los jueves en Onda Madrid.

A corto plazo quiere trabajar mucho en la promoción de este libro y, además, quiere proponer un programa de televisión "donde poder demostrar que cocinar es sencillo". También tiene entre manos un programa de radio, de manera que está diseñando programas de cocina innovadores.

El camino emprendedor

Margarita, tras este cambio laboral, concluye que uno puede renovarse "sin ningún problema" y que solo se tiene que encontrar el camino.

"Me metí en esto por casualidad, un poco por impulso de mi marido, y todo lo que me ha venido lo he ido encontrando", añade.

Sobre el trabajo como autónomo, dice que se trabaja "muchísimo" y que no se desconecta porque "siempre estás pensando cosas nuevas".

A los que dudan si emprender, les anima a ello ya que, según señala, "si se da el salto, la vida te va a hacer grandes regalos".

"Cuando la vida te está diciendo que necesitas un cambio y que tienes que perseguir algo que te gusta o montarte tu propia empresa, tienes que hacerlo, aunque te cueste", subraya la escritora.

Al principio, añade, no se monetiza, pero "si se está donde se tiene que estar, tu momento llega segurísimo".