Relendo es una plataforma de consumo colaborativo que permite el alquiler por tiempos cortos y entre particulares de una amplia gama de productos.

El responsable de marketing de Relendo, Borja Postigo,  ha explicado a Efeemprende que a través de esta plataforma, "particulares y empresas pueden compartir y alquilar todo tipo de productos de una manera fácil y segura”.

¿Cuándo nace este proyecto?

Los fundadores de Relendo, Dhiren Chatlani y José Vicente Ruiz, se conocieron en octubre de 2014 durante el #Allstartup, que organiza la incubadora de Empresas Demium Startups para la selección de talento. Durante el evento, Dhiren y José Vicente formaron equipo y quedaron seleccionados como ganadores para participar en el programa de la incubadora, y así es como empezó todo.

La idea del proyecto surge a raíz de la experiencia personal de Dhiren, que después de años viajando por distintos países y viviendo con prácticamente lo que le cabía en una maleta, se dio cuenta de que hay miles de productos que sólo necesitamos de manera ocasional.

Esta idea se traduce en lo que es Relendo hoy en día. Pero esta plataforma no sólo nace para alquilar aquello que se necesita cuando se necesita, sino que también pretende fomentar un consumo

¿Qué fue lo más difícil a la hora de poner en marcha este proyecto?

Emprender está lleno de obstáculos, desde conseguir financiación hasta la captación de talento. En nuestro caso, creo que lo más complicado ha sido crear los dos lados del mercado (oferta y demanda), ha dicho Postigo.

Cuando empiezas no tienes productos, y mucho menos gente que quiera alquilar los pocos que hayas podido conseguir de familiares y amigos. Resolver este problema y generar tracción ha sido lo más complicado, ha subrayado.

¿Qué tipos de productos se pueden alquilar?

Las categorías de productos que se pueden encontrar en la plataforma son: fotografía y vídeo, electrónica, eventos, herramientas, artículos deportivos o instrumentos musicales, entre otros.

Por último, Postigo ha explicado que la plataforma cuenta con un seguro que cubre cualquier incidencia por un valor de hasta 5.000 euros, a lo que se une que verifican la identidad de todos los usuarios y cuentan con varios filtros de seguridad.