La startup Swipcar ha abierto su tercera ronda de financiación para alcanzar los 2 millones de euros con el objetivo de consolidar su posición en España e impulsar el crecimiento en Portugal, Italia y Francia.

El plan de desarrollo aprobado por los accionistas de la compañía en el mes de enero de 2020 incluye una potente expansión internacional para el presente ejercicio, al tiempo que se busca consolidar la posición de liderazgo de la empresa en España.

Swipcar ha llevado a cabo en 2019 una acción de posicionamiento online para desarrollar una plataforma web intuitiva y fácil de usar, que fomente la participación de los usuarios, que se convierten en contactos comerciales.

El fundador y consejero delegado de Swipcar, Julio Ribes, ha señalado que esta táctica ha permitido multiplicar exponencialmente la facturación y "situarse cerca de la rentabilidad en tan solo dos años al tener una estructura de costes muy saneada".

Swipcar ya realizó dos rondas de financiación previas, una a finales de 2018 para conseguir 60.000 euros que permitieron desarrollar la plataforma web y gestionar las primeras ventas y otra, de 500.000 euros para consolidar las operaciones de la empresa en el mercado español y alcanzar los casi 2.000 contratos firmados en el país.

Un modelo de renting sostenible

El contrato de renting consiste en la firma de un contrato que suele ser de tres años de duración para alquilar un vehículo mediante el pago de mensualidades y es un modelo "que tradicionalmente se dirigía a las empresas de flotas comerciales pero que en los últimos años crece de manera exponencial entre el público particular", según ha señalado Ribes.

En este sentido, los coches ecológicos son una de los puntos fuertes del sector, ya que cerca del 25 % del catálogo de vehículos es híbrido, que contribuyen a transformar el parqué de coches que circulan por las ciudades para contaminar mucho menos.