El Consejo de Ministros ha autorizado, a propuesta del Ministerio de Fomento, la transmisión de acciones de Abertis a favor de Atlantia, a los efectos de la normativa de contratos de concesión de autopistas de peaje, que se produciría en caso de que fuera aceptada su oferta pública de adquisición de acciones.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo ha explicado que la autorización se ha concedido al cumplir el grupo italiano las condiciones requeridas.

La solicitud de autorización al Ministerio de Fomento por parte de Atlantia fue formulada el pasado 21 de diciembre, según ha informado este departamento.

La autorización se concede sin perjuicio de las que adicionalmente se soliciten y, en su caso, pueda otorgar el Consejo de Ministros

El pasado 29 de diciembre, el Gobierno autorizó a su vez la transmisión de acciones de Abertis a Hochtief.

Requisitos para la autorización

Respecto a los requisitos para la autorización, se explica que dichas sociedades concesionarias han realizado la explotación de la concesión al menos durante un periodo mínimo de cinco años, contados a partir de la fecha de puesta en servicio de las autopistas cuya concesión ostentan.

Además, se ha comprobado que se cumple la ley que que establece que las cesiones de los contratos referidas habrán de ser totales y que se respeta lo previsto sobre la capacidad para contratar con la Administración y la solvencia exigida para ello.

El pasado mes de diciembre, los ministerios de Energía y Fomento comunicaron que tanto Atlantia como Hochtief necesitaban el permiso previo del Gobierno para comprar Abertis porque la empresa gestiona autopistas de peaje de titularidad pública y es accionista de referencia de Hispasat, una compañía que opera en un sector considerado estratégico.

Los dos ministerios remitieron sendos requerimientos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para que revocara o anulara la autorización concedida a Atlantia el 9 de octubre.

Dos semanas después, el 21 de diciembre, el grupo italiano optó por pedir permiso al Gobierno español y el 8 de enero el Consejo de la CNMV mantuvo la autorización concedida a la opa de Atlantia al considerar que reúne todos los requisitos exigidos en la normativa vigente.