El socio fundador y consejero delegado de FoodBox, Augusto Méndez de Lugo, ha explicado en una entrevista a EFEempresas que el mundo de la restauración organizada "tiene mucho recorrido" en España, ya que "va un poco más atrasada" en comparación con otros países como Reino Unido o Alemania, donde este tipo de restauración está mucho más presente que la independiente.

FoodBox nació en 2015, cuando dos ejecutivos vieron "una gran oportunidad" y fundaron esta plataforma multimarca que gestiona Papizza, Santagloria, Volapié, L'Obrador y MásQmenos.

"Había marcas que estaban todavía en un momento de desarrollo importante y había un principio de mejora a nivel de consumo y de datos macroeconómicos", ha explicado Méndez de Lugo.

En este contexto, ha destacado que, además de existir un componente personal a la hora de crear la compañía, vieron que tenían acceso "a donde mucha gente no lo tenía", ya que, tras años de experiencia en el mundo de la restauración y las franquicias, habían aprendido que era necesario ofrecer unas ventajas al franquiciado y al inversor, "algo que solo se puede obtener con una plataforma multimarca".

"Uno de los aspectos que más añade valor al franquiciado es que FoodBox cuenta con un equipo de 50 personas", lo que permite encontrar mejores precios o mejores productos, cosa que "puede repercutir en el consumidor".

Marcas con presencia, "pero con capacidad de crecimiento"

En cuanto al tipo de marca que busca FoodBox, Méndez de Lugo ha explicado que, "toda nueva marca debe cumplir unos determinados indicadores", ya que tienen que ser marcas con presencia, "pero con capacidad de crecimiento", marcas "que puedan ofrecer algo distinto al cliente", y marcas "replicables bajo un modelo de franquicia".

De esta forma la compañía, gracias al fondo de inversión Nazca Capital, trabaja ya con cinco franquicias, repartidas en 178 establecimientos.

En lo que se refiere al balance de los tres años de vida que tiene la compañía, Méndez de Lugo ha asegurado que los inicios supusieron "un reto", ya que "se trataba de constituir algo absolutamente desde cero, pero sobre un negocio que ya estaba funcionado", sin embargo, actualmente, FoodBox se encuentra con "una estructura asentada", y con unos procedimientos operacionales, financieros y publicitarios "muy establecidos".

400 establecimientos, objetivo de la compañía

Méndez de Lugo ha asegurado que el objetivo del plan de negocio es llegar a los 400 establecimientos, cifra a la que está "convencido de que llegarán".

Sin embargo, la compañía, que en 2017 facturó un total de 79,7 millones de euros, lo que supuso un 17,9% más que en 2016, se ha encontrado con varias dificultades a lo largo de estos años, como el incremento de los alquileres inmobiliarios de los locales, el aumento de la competencia o la dificultad de acceder al mercado laboral y a la mano de obra cualificada.

"Las dificultades que nos estamos encontrando ahora son debidas al crecimiento", ha asegurado, lo que "obviamente es mucho mejor que trabajar con dificultades como una reestructuración, algo que no nos ha tocado sufrir", añade Méndez de Lugo.

"Todo el mundo entiende de comida y fútbol"

En cuanto a los beneficios y aspectos positivos, el fundador de FoodBox ha destacado lo satisfactorio que es "que tengas amigos, familiares o conocidos, que saben de tus marcas, que van y que hablan de ellas, que les gusta lo que estás haciendo", y ha añadido que, el principal beneficio del sector es que "la vara de medir es muy sencilla", ya que la gente "va o no va a tus locales".

"Al final es estar en el día a día. Es casi como el fútbol, todo el mundo entiende de comida y de fútbol", ha asegurado.

Apps y servicio a domicilio

Las cinco marcas que gestiona FoodBox son diferentes entre sí, pero son marcas "que se pueden complementar unas con otras", lo que les permite ofertar a los clientes distintos productos "en función de sus necesidades o incluso estados de ánimo".

"Intentamos llegar con esa amplitud de oferta al cliente pero dando ese valor añadido de un buen entorno y de una buena experiencia", ha señalado.

En cuanto a las expectativas de futuro, asegura que esperan "seguir creciendo", ya que buscan abrir 34 nuevas tiendas en 2018 y, además, trabajan en la transformación digital de la compañía para lanzar las aplicaciones individualizadas de cada una de las marcas, así como el servicio a domicilio, que esperan poner en marcha en estos meses.

Noticias relacionadas

El sector de la franquicia facturó más de 21.000 millones de euros en 2017

La AEF y Ceaje se unen para impulsar la franquicia entre los jóvenes empresarios