Almirall ha anunciado la adquisición de cinco productos de la división de dermatología médica de Allergan en los Estados Unidos por un importe de 550 millones de dólares (474 millones de euros), con lo que la compañía con sede en Barcelona se hace con el portfolio completo de Allergan en esta división, a excepción de Rhofade.

Según ha concretado la compañía, la aprobación por parte de la autoridad norteamericana de algunos de los productos adquiridos se espera en el cuarto trimestre de 2018. El portfolio adquirido generó unas ventas totales de 70 millones de dólares (60 millones de euros) en el primer semestre de 2018, y "ofrece un potencial de crecimiento a medio y largo plazo".

Almirall ha destacado que la adquisición formalizada en el acuerdo "comprende un equilibrado portfolio de marcas maduras y en crecimiento",  para el tratamiento del acné y la dermatosis, entre las que se incluyen Aczone (dapsona), Tazorac (tazaroteno), Azelex (ácido azelaico), Cordran Tape (fludroxicortida) y Seysara (sareciclina) . De este último producto, la farmacéutica espera alcanzar un pico de ventas "de 150 a 200 millones de dólares (de 130 a 170 millones de euros)".

Transacción "transformadora"

Según ha indicado el consejero delegado de Almirall, Peter Guenter, "esta transacción transformadora para Almirall reforzará y consolidará nuestra posición en el mercado más grande del mundo".

"Además, permitirá -ha añadido- ampliar nuestra plataforma de cara al lanzamiento del KX2-391, que tiene el potencial de convertirse en el nuevo paradigma del tratamiento de la queratosis actínica", lesiones de la piel que con los años se pueden transformar en células cancerosas.

Seysara, principal impulsor

Por su parte, el responsable de I+D de Almirall, Blushan Hardas, ha comentado sobre el fármaco Seysara, adquirido en el lote, que se trata del "primer antibiótico oral en 40 años, diseñado específicamente para dermatología, que ha demostrado ser una opción efectiva, segura y de buena tolerabilidad para aquellos médicos que tratan a pacientes con acné de moderado a severo".

"Es un producto innovador que encaja perfectamente con nuestro 'pipeline' actual, completamente dermatológico", ha asegurado.

La compañía ha subrayado que el crecimiento de las ventas se generará gracias al lanzamiento de este fármaco, "que se espera inmediatamente después de la aprobación por parte de la FDA".

Según ha concluido, esta transacción posiciona a la división de dermatología de Almirall como principal impulsor de crecimiento, que representará alrededor del 45% de las ventas netas.