Aston Martin, el icónico fabricante de coches deportivos famosos por ser conducidos por el agente 007, dijo el miércoles que ha avisado al regulador bursátil británico de su intención de que al menos un 25% del capital de la compañía cotice en la Bolsa de Londres.

La operación llega después de una reestructuración de tres años liderada por el consejero delegado, Andy Palmer, que ha devuelto a la empresa a la rentabilidad y ha abierto una fase de expansión.

Aston Martin registró un incremento del 8% en sus ingresos en los seis primeros meses del año, hasta 444,9 millones de libras (573,2 millones de dólares), mientras que su beneficio ajustado antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, ebitda, aumentó un 14%.

"Esta es una buena base sobre la que llevar a cabo nuestra salida a bolsa", afirmó Palmer en una entrevista con The Wall Street Journal.

Aston Martin registró un incremento del 8% en sus ingresos en los seis primeros meses del año

La compañía tiene previsto publicar su folleto para la salida a bolsa en torno al 20 de septiembre y decidirá posteriormente si sigue adelante con la operación.

Palmer no quiso hacer comentarios sobre la banda de precios o el valor de la transacción.

Se espera que Aston Martin saque al mercado acciones por valor de 1.000 millones de libras, lo que valoraría al grupo en unos 5.000 millones de libras, según fuentes cercanas a la situación.

Seguir fabricando vehículos de lujo

La compañía se encuentra en una etapa de importante crecimiento y prevé producir hasta 6.400 vehículos este año. Con la incorporación de una segunda factoría en Gales el próximo año, se espera que la producción aumente a 14.000 unidades al año en el medio plazo.

Sin embargo, Palmer dijo que Aston Martin no pretende seguir el camino de Porsche, el fabricante de coches deportivos alemán, y entrar en mercados con mayores volúmenes y productos con precios más bajos dirigidos a un público más general.

Aston Martin quiere seguir fabricando vehículos de lujo y limitar la oferta para mantener márgenes elevados.