La energética Iberdrola instalará más de 200 estaciones de carga para vehículos eléctricos en las principales autovías y corredores de España durante el próximo año.

La inversión superará los 10 millones de euros y permitirá instalar al menos una estación de carga cada 100 kilómetros en las principales vías, lo que supone duplicar la red nacional actual; según ha informado Iberdrola en un comunicado.

El plan cubrirá las 6 radiales españolas, los 3 principales corredores transversales del país (Mediterráneo, Cantábrica y Ruta de la Plata) y otras autovías nacionales, con lo que llegará a todas las capitales de provincia, así como a espacios de acceso público en las principales ciudades.

En 2018, estarán operativas las 30 primeras estaciones de recarga rápida, mientras que el resto entrarán en funcionamiento a lo largo de 2019.

Las estaciones de carga contarán con potencias de 50 y 150 kilovatios, que permitirán recargar la mayor parte de la batería entre 20 y 30 minutos, y de 350 kilovatios, que realizarán la carga entre 5 y 10 minutos, siempre que el coche lo permita.

En cada estación se podrán cargar entre 2 y 7 vehículos a la vez, lo que eleva el número de tomas de recarga rápida a más de 400 en toda la red española.

Iberdrola llega a acuerdos con hoteles y estaciones de servicio

Para implementar esta red, Iberdrola ha llegado a acuerdos y mantiene conversaciones con socios, entre los que se encuentran hoteles, cadenas de restauración y estaciones de servicio.

Los usuarios que acudan a las estaciones podrán realizar la recarga, sean o no clientes de Iberdrola, con la aplicación para dispositivos móviles que ha desarrollado la energética, a través de la que también reservar y pagar sus recargas.

La electricidad suministrada será 100% verde, ya que cuentan con un certificado de garantía de origen renovable, que asegura que esta energía proviene de fuentes de generación limpia.

Esta iniciativa se enmarca dentro del Plan de Movilidad Sostenible de Iberdrola de instalar 25.000 puntos de recarga para uso residencial, empresas y espacio público en los próximos cuatro años.