El Grupo Baraka ha solicitado ante el Ayuntamiento de Madrid y ante los Juzgados de Primera Instancia la paralización de las obras del Edificio España, donde la cadena Riu construye un hotel, que prevé inaugurar en la primavera de 2019.

Grupo Baraka ha argumentado en un comunicado que "se ha visto obligada" a adoptar esta "difícil decisión" ante la "negativa" del grupo hotelero Riu a ejecutar "todas las obras de refuerzo y consolidación estructural" del inmueble para adecuarlo a la normativa vigente.

Baraka ha acusado a Riu de primar la reducción de costes y plazos en lugar de la seguridad y de poner en peligro la estabilidad del edificio en el que tiene previsto abrir un hotel con zona comercial.

Además, ha destacado que la promotora ha decidido llevar a cabo las obras al margen del un informe realizado por el Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac).

Este informe, que, según Baraka, analizaba las condiciones que el Edificio España precisaba para su rehabilitación, incidía en la necesidad de realizar refuerzos en todo el inmueble.

RIU niega estas acusaciones y garantiza la seguridad del Edificio

Riu ha afirmado que son "categóricamente falsas" las acusaciones en este sentido, que, a su juicio, se producen por un completo desconocimiento del proceso de ejecución de la obra.

La cadena, que prevé abrir este hotel en primavera de 2019, ha defendido que los trabajos se están realizando con "todas las garantías de seguridad y respetando la normativa vigente", por lo que ha considerado una "temeridad", además de "una falta de rigor profesional", cualquier crítica que apunte a lo contrario afirmaciones y que "solo responde al interés por generar una alarma social no fundamentada".

Riu ha reconocido que es "cierto" que en una obra de reforma de tal magnitud es "imposible no enfrentarse a modificaciones durante el transcurso de los trabajos", pero ha insistido en que se han adoptado las soluciones de ingeniería y arquitectura "más adecuadas" al proyecto.

El edificio "se está reforzando del todo, de abajo a arriba, tanto para la zona comercial como para la zona del hotel", ha insistido la compañía, que ha recordado, por otra parte, que este inmueble "fue ejemplarmente construido en su época y que está excelentemente conservado".

A su juicio, la "expectación" que genera este proyecto ha dado lugar a cuestionar decisiones sobre la ejecución de las obras, según Riu, que ha expresado su "total confianza" en la Dirección Facultativa de la obra.

Baraka ya demandó a Riu en agosto por el Edificio España

Por su parte, Baraka ya comunicó su intención de parar las obras tras demandar el pasado 21 de agosto a la hotelera ante los juzgados de Madrid por incumplimiento de contrato.

En esta ocasión, Baraka argumentó que, cuando vendió el edificio a la cadena hotelera en junio de 2017, ambas partes firmaron un documento por el que “Baraka Renta pasaría a ser propietaria de la zona comercial, una vez que se avanzara en la construcción del edificio y se realizaran la declaración de obra nueva y la escritura de división horizontal independiente”, según Baraka.

Ese mismo día, el grupo hotelero informó de que había iniciado negociaciones para vender dicho área comercial a un fondo y aseguró que no era cierto que Baraka tuviera derecho de compra sobre la misma.

Riu asegura que Baraka no tiene prioridad para adquirir la superficie comercial

Riu ha insistido este martes "en contraposición a determinadas noticias que se han difundido" que el grupo Baraka no ha tenido en ningún momento derecho de prioridad en la adquisición de la superficie comercial del edificio España.

El futuro hotel Riu Plaza de Madrid será el primer hotel urbano de la cadena hotelera RIU en España y se convertirá en el buque insignia de la compañía en el país.

El Riu Plaza España tendrá una categoría de 4 estrellas, 585 habitaciones y 18 salas de reuniones que ocuparán un espacio de casi 3.000 metros cuadrados.