El Banco Santander cerró 2018 con un beneficio atribuido de 7.810 millones de euros, un 18 % más que el año anterior y con 11 millones de clientes más, en el último año de su plan estratégico.

El incremento del beneficio del 18 % sería del 32 % excluyendo el efecto de los tipos de cambio, con un beneficio antes de impuestos de 14.776 millones de euros (un 8 % más, que sería un 20 % de incremento sin las divisas) y un margen bruto de 48.424 millones (estable respecto al año anterior, un 9 % superior sin el efecto del cambio), ha informado Santander.

Durante el cuarto trimestre, la compañía ganó 2.068 millones de euros, un 34 % más que el mismo periodo de 2017, y un 45 % más excluyendo los efectos del tipo de cambio.

Santander cerró el año con 144 millones de clientes, un incremento de 11,1 millones, de los cuales 19,9 millones son clientes vinculados, los que consideran a la entidad como su banco principal, que han aumentado en 2,6 millones durante este año. Utilizan los servicios digitales del banco 32 millones de clientes, el 48 % de los clientes activos.

Los costes de explotación aumentaron un 7 % en tipos constantes, hasta 22.779 millones, algo que Santander explica por la "inversión constante en transformación comercial y digitalización", pese a lo cual la ratio eficiencia del banco está en el 47 %, "una de las mejores entre sus competidores", según la compañía financiera.

Santander cerró 2018 con 144 millones de clientes, de los cuales 19,9 millones lo consideran su banco principal

La ratio de mora de la entidad se situó en el 3,73%, con una caída de 35 puntos básicos respecto al final de 2017, mientras que el coste del crédito cayó siete puntos básicos, hasta el 1%, el nivel anual más bajo desde 2008.

La ratio de capital de máxima calidad (CET1 fully loaded) del Santander se situó en el 11,30 %, por encima del objetivo interno del 11 %, y la rentabilidad sobre el capital tangible (RoTE) fue del 11,7 %..

Con estos resultados, el Banco Santander cierra su plan trienal 2016-18 cumpliendo sus objetivos en incremento de clientes vinculados (un 44 %, de 13,8 millones a 19,9), clientes digitales (de 16,6 millones a 32), manteniendo su ratio de eficiencia, reduciendo el coste del crédito y mejorando sus ratios de capital de alta calidad.

"Hemos completado con éxito nuestro plan estratégico a tres años y para lograrlo ha sido clave nuestro foco en ganarnos la confianza de los clientes y en la transformación digital. Gracias a ello, continuamos como uno de los bancos más rentables y eficientes del mundo entre nuestros competidores", ha destacado la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, en un comunicado.

La ejecutiva ha asegurado que espera "aprovechar el gran potencial" de la entidad "para seguir creciendo de manera orgánica" gracias a su presencia "equilibrada" entre "mercados maduros" y otros "de alto potencial"."Esto nos brinda una enorme oportunidad y nos distingue de nuestros competidores", ha asegurado.

Brasil y España, principales mercados del Banco Santander

Los mercados europeos aportaron el 52 % del beneficio del Santander frente al 48 % que procedió de América, aunque por volumen el país que más ganancias aporta a la entidad es Brasil, que supone el 26 % del beneficio, seguido por España (17%), Reino Unido (13 %) y México (8 %).

En Brasil, la entidad logró unos beneficios de 2.605 millones, un 2 % de incremento que sería un 22 % sin el efecto del tipo de cambio, con un incremento de un millón en clientes vinculados y un crecimiento del crédito del 13 % y de los recursos de clientes del 15 %, todo ello en tipos de cambio constantes.

El beneficio del Santander en España fue de 1.458 millones de euros, un 28 % más, con un crecimiento del 15 % en ingresos por la integración del Popular, un aumento del crédito a pymes del 17 % y un crecimiento del 30 % en los servicios de banca privada.

Brasil lideró los beneficios, Estados Unidos fue el país de mayor crecimiento

En el Reino Unido, la entidad sufrió una caída del beneficio del 9 % hasta 1.362 millones que ha explicado por el aumento de costes que ha generado "la inversión en transformación digital y proyectos regulatorios, así como otras provisiones". En otros mercados europeos, la entidad ganó 500 millones en Portugal (donde también integró al Popular) y 343 millones en Polonia.

En México, el beneficio fue de 760 millones, un 7 % más (14 % sin el efecto del tipo de cambio) y en Chile de 614 millones (5 % de crecimiento). No obstante, la situación económica en Argentina generó una caída del beneficio del 77%, hasta 84 millones de euros, resultado que la entidad puede ajustar en su contabilidad al ser considerado un país de alta inflación, con un impacto negativo de 239 millones.

El mayor crecimiento correspondió al negocio del Santander en Estados Unidos, donde aumentó el beneficio un 66 % (74 % a tipo constante) hasta 552 millones de euros, impulsado por el incremento de crédito y de clientes vinculados.