Ence (Energía y Celulosa) ha alcanzado un beneficio neto 131,7 millones de euros en 2018, lo que supone un aumento del 40,6% más que en el ejercicio anterior.

El EBITDA de la compañía ha crecido un 35% hasta alcanzar 290,9 millones de euros y el pago de dividendo aumentó un 69% en el año, según ha informado la compañía en una nota de prensa.

El consejero delegado de Ence, Ignacio Colmenares, ha destacado que el principal impulso de los resultados se debe al negocio de celulosa, cuyas perspectivas continúan siendo "favorables", debido al crecimiento continuado de la demanda y la ausencia de grandes proyectos de nueva capacidad durante los próximos años.

Además, "2019 será otro año de éxito para Ence en el que daremos un nuevo impulso a nuestros dos negocios con el objetivo de alcanzar 340 millones de euros de EBITDA”, ha añadido Colmenares.

El pasado año Ence invirtió 280 millones euros en nuevos proyectos y 12 millones en mejoras en sostenibilidad.

En este sentido, la compañía aumentó en 30.000 toneladas su capacidad de fabricación de celulosa e inició la expansión de otras 100.000 toneladas, que se completarán en el primer semestre de este año.

Nuevas plantas que eleven el EBITDA hasta 100 millones al año

En cuanto al negocio de energía renovable, Ence destaca por la adquisición de la planta termosolar de Puertollano (Ciudad Real), que se prevé que aporte cerca de 18 millones de euros de EBITDA al año.

Asimismo, a finales de 2019 Ence tiene previsto poner en servicio las nuevas plantas de biomasa de Huelva y Puertollano, que se espera que aumente en otros 30 millones de euros el EBITDA anual.

Por lo tanto, con estas inversiones la compañía espera elevar el EBITDA del negocio hasta 100 millones de euros al año.

A pesar de este importante esfuerzo inversor y de la atractiva política de remuneración al accionista, la fuerte capacidad de generación de caja de Ence permitió situar el apalancamiento del grupo en tan solo 1 vez Deuda Neta sobre EBITDA al cierre de 2018.

Con todo, el ratio de Deuda Neta sobre EBITDA de la compañía a cierre del ejercicio se sitúa en tan solo 1 vez.

Tanto Moody´s como Standard & Poors han mejorado este año un escalón su calificación crediticia de la compañía, reconociendo expresamente la mejora estructural del modelo de negocio de Ence gracias al crecimiento en Energía Renovable.

Noticias relacionadas:

https://www.efeempresas.com/noticia/ence-igualdad/