Las pymes españolas prevén incrementar su facturación un 3,82% este año y un 5,49% de media en los próximos tres años, según los datos del estudio SME Pulse 2019 desarrollado por Oxford Economics para American Express.

Según el estudio SME Pulse 2019, el 66 % de las empresas prevé que sus ingresos crecerán entre un 2 y un 5 % durante 2019 y el 16 % más de un 5 %.

En el caso de las pequeñas y medianas empresas, el 44 % de éstas esperam  incrementar sus ingresos entre un 5 y un 10 %; el 39 %, entre un 2 ,y un 5 % frente a un 12 % de compañías que prevé crecimientos por debajo del 2 %.

En cuanto a los datos acumulados en el último año, las compañías españolas registraron un beneficio neto medio del 2,54 % y se espera que su beneficio alcance una media del 4,94 % en los próximos tres años, según el mismo estudio que también señala que el    49 % de empresas espera un beneficio neto del 2 al 5 % los próximos res años; el 34 % lo prevé entre el 5 y el 10 %.

Entre tanto, un 13% espera que sea inferior al 2% y un 4% cree que será de entre el 10 y el 15%.

Aumentar los ingresos, la clave para mejorar la facturación

Para lograr incrementos en la facturación, las pymes españolas señalan como sus objetivos prioritarios a largo plazo el crecimiento de los ingresos (82 %), construir la reputación de la empresa (46 %), el crecimiento del margen de beneficio (39 %), el crecimiento de la productividad (38 %) y tener un impacto positivo en la sociedad (29 %).

Frente a estos datos están los referidos a las amenazas contras las que deben combatir las pymes, entre los que se encuentran  los cambios en la legislación y regulación, para un 73% de las compañías; la incertidumbre económica española, para el 54%; el aumento de los costes de los créditos, para el 43%; la seguridad de los datos y la ciberseguridad, para el 39%, y las relaciones comerciales abiertas, para el 38% de las empresas.

Solo un 11,8 % de los ingresos de las pymes proceden de las exportaciones

El estudio elaborado para American Express indica que el 83,6% de los ingresos provienen de las ventas locales, frente a un 11,8% que proviene de las exportaciones, una cifra sobre la que no se esperan cambios en los próximos tres años a pesar de que un 10% de las pymes encuestadas creen tener planes adecuados para aumentar dichas exportaciones.

Entre estos planes destacan acceder a una buena información sobre nuevos mercados, calve para el 28% de las empresas; la apertura de una nueva sucursal u oficina de ventas en un nuevo mercado, para el 19%; contratar agencias o agentes locales en nuevos mercados para que proporcionen apoyo y asesoramiento, participar en plataformas de online, para el 17% en ambos casos , y asociarse con empresas locales en nuevos mercados, para el 16%.

Además, para desarrollar estos planes, las pymes prefieren utilizar soluciones de capital circulante como fuente alternativa de financiación como son las líneas de crédito bancario para así optimizar la gestión de su flujo de caja y la gestión de los gastos de desplazamiento de sus empleados, concluye el estudio.

Asimismo,  el aumento de la productividad y la eficiencia operativa (39 %), la expansión a nuevos mercados nacionales (19  %), el incremento de la cuota de mercado (16 %), mantener las fortalezas/estrategias actuales de la compañía (9 %) y la expansión a nuevos mercados internacionales (9 %) son los aspectos que las pymes españolas consideran que contribuyen más a su rendimiento financiero.

Noticias relacionadas:

https://www.efeempresas.com/noticia/pymes-optimistas-economica/

https://www.efeempresas.com/noticia/almazor-telefonica-digitalizacion-pymes/