El expresidente de CaixaBank Isidro Fainé ha explicado este miércoles ante la Audiencia Nacional que la entidad catalana accedió a invertir 100 millones de euros en acciones de la salida a Bolsa de Bankia tras recibir la llamada del Banco de España, con la "buena fe y la buena voluntad" de que la operación iba a ser exitosa.

Fainé, que presidió La Caixa entre 2007 y 2016 -ya en ese momento, CaixaBank-, y actualmente es presidente de Criteria Caixa, de la Fundación Bancaria La Caixa y de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) ha comparecido como testigo en el juicio por el debut bursátil de Bankia, a petición de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que ejerce la acusación popular.

Su comparecencia ha girado en torno a los pormenores tanto de la inversión de La Caixa como de las reuniones informales convocadas por el entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, con los cuatro presidentes de los principales bancos en la primavera de 2012 en los que se trataron las dudas sobre la situación de Bankia.

Noticias Relacionadas:

Ordóñez dice que su mayor interés era el éxito de la salida a Bolsa de Bankia

De Guindos declara el martes como testigo por la salida a Bolsa de Bankia

Comienza el juicio por la salida a bolsa de Bankia