El presidente de Inditex, Pablo Isla, refrendó este miércoles en China el plan de tiendas ecoeficientes de la compañía, consistente en reducir emisiones y ahorrar un 30% de energía en comparación con una tienda tradicional.

Isla analizó con el alcalde de Pekín, Jining Chen, la culminación de este pan en un país donde Inditex tiene 600 tiendas, 57 de ellas en la capital, informó la empresa en un comunicado.

Ahorro de 46 millones de kilovatios hora

El proyecto ha permitido un ahorro de 46 millones de kWh desde 2015 y se planteó en el país asiático cuando Jining Chen era ministro de Medio Ambiente.

Consiste en la incorporación de un sistema tecnológico centralizado de medición de parámetros que permite controlar todos los dispositivos de la tienda para que se adecuen a las necesidades del día y regulen su actividad según el entorno.

Noticias Relacionadas:

El presidente de Inditex se reúne con autoridades de China