Indra se ha adjudicado un contrato para suministrar a la Royal Air Force de Reino Unido un avanzado radar desplegable de largo alcance de defensa aérea.

La compañía resultó elegida tras competir con las principales empresas del sector, de manera que entregará el sistema a finales de este mismo año, cumpliendo con los plazos.

El radar LTR25 en banda-L de Indra ofrece unas capacidades de detección a largo alcance elevadas, comparables a las de radares fijos de mayor tamaño, pero con la ventaja de poder ponerse en operación de forma muy rápida y transportarse en aviones de tamaño reducido, como el C130.

Se trata de una solución pensada para facilitar los despliegues fuera del territorio nacional, reforzar la vigilancia de forma puntual en una zona concreta o contar con él como respaldo en caso de que alguno de los radares fijos sea atacado o sufra daños.

Indra, uno de los principales suministradores de este tipo de soluciones para la OTAN

La compañía se ha hecho con todas las licitaciones adjudicadas por la Alianza en los últimos cinco años.

Sus sistemas cubren además toda la vigilancia del flanco sudoeste de Europa y ha entregado en total más de 50 radares.

Noticias Relacionadas:

Indra prueba las ventajas de conectar infraestructuras y coches autónomos

Indra dotará el centro de GTA en Bogotá de un simulador de Airbus A320

Indra inaugura un centro tecnológico en Barcelona con 1.500 empleados