DIA ha registrado unas pérdidas de 144,4 millones de euros en el primer trimestre del año, muy por encima de las caídas de 16,2 millones del mismo periodo del año anterior.

El resultado de explotación antes de amortizaciones (ebitda) se ha situado en 12,4 millones de euros, un descenso del 77,7 % que la compañía ha atribuido al "descenso de ventas, el volumen incremental de costes laborales, alquileres y costes de suministros en el período, así como una nueva definición más conservadora siendo usada en 2019", según ha informado DIA a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Costes de reestructuración

Además, el grupo ha registrado importantes costes de reestructuración (sobre todo una provisión de 38,8 millones para su Expediente de Regulación de Empleo).

El ebitda ajustado, sin tener en cuenta la aplicación de las normas contables IAS 29 e IFRS 16 e incluyendo como ingresos y costes de explotación ordinarios a todos aquellos relacionados con remodelación y cierre de tiendas, así como los programas de incentivos a largo plazo, ha caído a 12 millones de euros, un 85,8 % menos.

El beneficio operativo (ebit) ha pasado de un resultado negativo de 6,1 millones a unos números rojos de 119,9 millones, mientras que el margen bruto ha caído un 10,8 % (-2,4% sin el impacto de los tipos de cambio), hasta los 346,9 millones.

DIA ha recortado sus ventas netas un 7,2 % (-6,1 % sin el impacto de las divisas), hasta 1.664,6 millones de euros.

Asimismo, ayer terminó el plazo de aceptación de la opa lanzada por su principal accionista, el ruso Mijail Fridman.

Caída en Bolsa

Las acciones del grupo DIA cayeron este martes con fuerza y bajaban un 6,63 % en Bolsa, hasta 63 céntimos, poco después de confirmar al mercado sus abultadas pérdidas del primer trimestre.

La empresa ha visto cómo sus títulos se depreciaban después de cinco sesiones consecutivas en torno a 67 céntimos nada más publicar sus resultados trimestrales, en los que los responsables de la compañía admiten que se encuentra en una "frágil posición".

De esta forma, el precio de sus acciones se coloca por debajo de los 67 céntimos que proponía el magnate ruso Mijaíl Fridman -dueño del  29 % de la empresa a través de la sociedad LetterOne- en su opa, cuyo plazo de aceptación acabó este lunes.

Noticias Relacionadas:

Las acciones de DIA logran cotizar al mismo precio que ofrece Fridman en su opa

LetterOne elimina el nivel de aceptación mínimo en su opa sobre DIA

LetterOne pide a la CNMV rebajar al 50 % la aceptación mínima de la opa sobre DIA

LetterOne amplía el plazo de su opa a DIA hasta el 6 de mayo