El grupo de infraestructuras y servicios español ACS obtuvo un beneficio neto de 282 millones de euros en el primer trimestre del año, un 12,9 % más que en el mismo periodo del año anterior, gracias a la contribución de Abertis de 43 millones y al aumento de las ventas, apoyadas en el negocio internacional.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) creció un 10,9 % hasta 761 millones de euros, según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las ventas de ACS alcanzaron 9.263 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,8 %, gracias, principalmente, al crecimiento de los mercados norteamericano, australiano y español.

Por regiones, Norteamérica concentró un 45 % de las ventas, Europa un 22 %, Australia un 19 %, Asia un 6 %, América del Sur un 7 % y África el restante 1 %. En el caso de España, las ventas representaron el 17 % del total.