Técnicas Reunidas logró un beneficio neto atribuible de 4 millones de euros en el primer trimestre de 2019, lo que supone multiplicar por trece los 0,3 millones registrado un año antes, gracias a la mejora de los resultados financieros y el impacto de la nueva norma contable IFRS 16.

Las ventas bajaron un 21 %, hasta 915 millones, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 19,9 millones, más que el doble que en el mismo trimestre de 2018, según las cuentas remitidas por Técnicas Reunidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio de explotación (ebit ) en el 1T 2019 fue de 10,6 millones de euros, que compara con el EBIT de 4,9 millones de euros en el 1T 2018. El margen operativo fue de un 1,2%, como consecuencia de las menores ventas y el desequilibrio de la cartera.

La posición neta de caja a finales de marzo cerró en 219 millones de euros. La compañía ha mantenido una posición de caja estable en los últimos trimestres.

La volatilidad de las ventas en los últimos trimestres está relacionada con el desequilibrio actual de la cartera de pedidos, con la mayoría de los proyectos, bien en etapas iniciales, o bien en fase de entrega, ha explicado la compañía.

Los ingresos de la división de petróleo y gas descendieron un 14,5 %, hasta 829 millones de euros, y los de la de energía decrecieron un 63 %, hasta los 63 millones.

La aplicación de la nueva norma de información financiera IFRS 16 tuvo un impacto positivo de 6,6 millones de euros en el ebitda del 1T 2019 y un efecto de 0,4 millones de euros en el beneficio neto.

En el balance de situación, el incremento de los activos y pasivos por esta nueva norma fue de 52 millones de euros.

Los fondos propios de la compañía fueron de 352 millones de euros

A finales de marzo de 2018, los fondos propios de la compañía fueron de 352 millones de euros, similar al de finales de diciembre de 2018.

La posición neta de caja, que no incluye los nuevos pasivos que surgen de la implantación de la IFRS 16 como deuda financiera y que ascienden a 52 millones de euros, fue de 219 millones.

De cara al conjunto del ejercicio, las perspectivas de contratación son positivas a medio plazo, apoyadas por una cartera de oportunidades a ofertar creciente y dinámica.

Esta cartera de oportunidades alcanzó en este trimestre "un nuevo récord" de 47.000 millones de dólares, repartidos en distintas geografías y tecnologías, con un mayor ritmo de licitaciones y adjudicaciones en los últimos trimestres.

A cierre de marzo de 2019, la cartera de pedidos de Técnicas Reunidas asciende a 10.000 millones de euros.

Las principales adjudicaciones incluidas en la cartera en el primer trimestre de 2019 fueron la expansión de una refinería en Singapur para ExxonMobil, así como una planta de ciclo combinado en los Emiratos Árabes Unidos.

Además, en lo que va de 2019, la compañía resultó adjudicataria de un importante “FEED” (Front End Engineering and Design) para el campo petrolífero offshore de Upper Zakum en los Emiratos Árabes Unidos, además de otros contratos de ingeniería en distintos países como China, Indonesia, Turquía y Egipto.

 

El consejero delegado de Técnicas Reunidas, Juan Lladó, ha señalado que la recuperación del mercado se está traduciendo para la compañía en un mayor nivel de adjudicaciones y una cartera creciente de oportunidades -desde octubre ha sido adjudicataria de proyectos por 4.500 millones de dólares-.

Noticias Relacionadas:

Técnicas Reunidas ganó un 70% menos por sobrecostes y menos ingresos

La subida del petróleo beneficia a compañías como Técnicas Reunidas y Repsol

La subida del petróleo beneficia a compañías como Técnicas Reunidas y Repsol