El presidente de Abante Asesores, Santiago Satrústegui ha explicado que cuando la gente se jubila "no quiere vivir con el mínimo que le toca en la pensión" y necesitan estar bien asesorados "para poder vivir como vivían hasta ahora".

"Estamos en una época complicada, llena de incertidumbres donde no se sabe qué va a pasar" ha explicado el presidente de Abante en una entrevista para EFE en la inauguración de su nueva sede.

En este sentido ha comentado "sabemos que vamos a vivir más tiempo pero no sabemos cómo se va a pagar" y esas incertidumbres requieren un ejercicio persona a persona, en el que se analice profundamente el proyecto vital de cada uno.

Por eso han trasladado su sede social al número 6 de la Plaza de la Independencia "en estas instalaciones podemos dedicar tiempo de calidad para poder entender bien y ayudar a nuestros clientes a tomar decisiones".

Abante destaca la preocupación de los que están a punto de jubilarse

El presidente de Abante se ha referido a las pensiones y la preocupación de los que están a punto de jubilarse de poder vivir cómo lo han hecho hasta ahora.

"La gente no quiere vivir con el mínimo que le toca en la pensión y necesitan estar bien asesorados para que puedan vivir como vivían hasta ahora".

Desde Abante se ha destacado la importancia del cambio de sede "significa poner en valor el trabajo de 16 años, nuestra forma de hacer las cosas, poniendo al cliente por delante, desde aquí se puede aportar mucho más valor" , ha resaltado.

Crecimiento orgánico de la empresa

"Como en todas las inversiones al final hay que poner dinero por delante esperando que eso tenga resultado en el futuro" explica Satrústegui "nadie tiene que pensar que lo van a pagar nuestros clientes, en el sentido de que vamos a ser más caros, de hecho proponemos mejor servicio con el mismo precio".

El presidente de Abante ha señalado que ha sido el buen resultado económico de estos años pasados lo que les ha impulsado a esta inversión.

En este sentido, ha recordado que en 2010 eran 40 personas y tenían 500 millones en gestión y ahora son 180 y  tienen casi 3.000 millones.

"Si mantenemos el mismo impulso veo objetivos muy asequibles, hemos hecho esto para que en el futuro Abante sea mejor pero no para subir las comisiones, estamos donde estamos porque somos baratos", ha subrayado.

En la misma línea han apostado por duplicar su plantilla y antes de julio esperan la incorporación de 40 personas.

El reto del asesoramiento frente a bancos y MiFID II

En la inauguración de la nueva sede de la empresa, Satrústegui también ha hecho hincapié en la volatilidad de los mercados y se ha referido a la necesidad de estar bien asesorado.

"El año pasado se le ocurre a los mercados ir una volatilidad mínima y este año máxima, los inversores necesiten asesoramiento", ha apuntado.

En este contexto, ha  destacado la importancia del modelo de asesoramiento financiero centrado en el cliente como persona y habla del papel de los bancos.

"Los bancos tienen que tratar mejor a sus clientes porque si no se vienen a Abante, nos hemos convertido en una referencia", ha puntualizado

Satrústegui ha señalado que los bancos como maquinaria comercial "son brutales a la hora de competir" ya que son capaces de adaptarse y tienen "mucha fuerza" destacando cómo se han convertido en el principal competidor de MiFID II.

"MiFID II hace años era sensacionalista, ahora ha cogido forma y el banco tiene todas las de ganar", ha asegurado.

Por ello, ha precisado que las entidades también coinciden en situar a la persona como eje principal, sin embargo ha señalado que el asesoramiento financiero es mejor porque pone el foco en la gestión de las emociones.

"Asesorar es entender cuáles son los problemas vitales de esas personas y después hacer su cartera, los bancos ofrecen otra cosa".

Robo Advisors 

Respecto a los los Robo Advisors se ha referido a la  "gestión automática basada en índices" en este sentido el presidente de Abante ha señalado que es una "solución de gestión, de producto, pero que en lugar de un vendedor tienes a un robot y falta asesoramiento".

Por ello, ha defendido que el asesor tiene que ser una persona que pueda gestionar la emocionalidad de los clientes y para eso "se necesitan personas de calidad".

Noticias Relacionadas:

https://www.efeempresas.com/noticia/productos-financieros-irpf-abante/