Abengoa someterá a una junta de accionistas extraordinaria, que previsiblemente celebrará el 17 de noviembre, el cese del actual consejo de administración de la compañía tras la petición de los accionistas que han presentado una demanda judicial pidiendo la suspensión cautelar del plan de reestructuración del grupo.

Según ha informado Abengoa a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la junta extraordinaria se ha convocado para tratar exclusivamente los puntos del orden del día propuestos en la solicitud recibida, además del habitual de delegación en el consejo de administración para poder llevar a cabo la ejecución de los acuerdos adoptados.

La junta se celebrará por medios exclusivamente telemáticos, el día 16 de noviembre de 2020, a las 12:00 horas, en primera convocatoria y, de no alcanzarse el quórum necesario, en segunda convocatoria, que es la que previsiblemente se celebrará, el día siguiente, 17 de noviembre, a la misma hora.

Abengoa ha informado de que los acuerdos adoptados por la junta serán comunicados a través de un hecho relevante a la CNMV.

El consejo deberá informar de otras cuestiones relacionadas con el proceso de reestructuración financiera y del plan estratégico de la compañía, que prevé la venta de 24 filiales y activos estratégicos durante el año próximo como contraprestación para acreedores y proveedores.

Refinanciación de Abengoa

La refinanciación de Abengoa, acordada en agosto con la banca, pivota en torno a la financiación del ICO (hasta 230 millones) y de la Junta de Andalucía (20 millones, que ahora el Ejecutivo andaluz rechaza otorgar), la concesión de avales -hasta 300 millones con la cobertura de Cesce-, la capitalización de deuda de proveedores y acreedores (153 millones), y cambios en las condiciones de sus bonos.

Una vez finalice este tercer proceso de refinanciación, Abengoa SA (antiguos accionistas) pasará de controlar el 5 % de Abenewco a tener entre el 3,5 o 2,7 %, dependiendo de si el Santander ejerce o no una opción de compra que posee.

En una anterior refinanciación, se creó Abenewco, sociedad a la que traspasaron los principales activos y negocios y que, por ahora, pende de Abengoa SA, que cotiza en bolsa y permanece suspendida de cotización mientras despeja su futuro (a finales de agosto solicitó preconcurso de acreedores).