Abertis ha alcanzado con los sindicatos un acuerdo para aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) para 136 trabajadores de las autopistas AP-7 y AP-4 que el próximo 31 de diciembre acaban su contrato de concesión .

Los sindicatos UGT y USO han firmado con Aumar, filial de Abertis el preacuerdo del ERE.

El ajuste de Aumar iba a afectar inicialmente a 140 trabajadores de la AP-7, entre L'Hospitalet de l'Infant (Tarragona) y Alicante, y de la AP-4, entre Sevilla y Cádiz, debido al fin de la concesión de etas dos vías de pago a la compañía el próximo 31 de diciembre.

Los afectados por los despidos son empleados que atienden los puestos de peaje y las oficinas, después de que el Gobierno haya garantizado los puestos de trabajo en las labores de mantenimiento.

Según han informado fuentes de UGT, el preacuerdo, que se someterá a votación entre los trabajadores los días 9 y 10 de diciembre, fija la indemnización máxima por despido improcedente contemplada por la legislación para todo el personal afectado por el ERE.

Aumar también deberá abonar el seguro médico de todos los despedidos durante los doce meses posteriores a la extinción del contrato

Adicionalmente deberá mantener las primas para el núcleo familiar del empleado que así lo desee.

El texto del preacuerdo contempla también un convenio especial de cotizaciones para los afectados de 55 años o más hasta que cumplan los 63 años, ampliable hasta los 64 años para los trabajadores mayores de 59 a fecha de finalización de la concesión.

Por último, se fija un plan de acompañamiento para los afectados por el ERE de una duración de nueve meses y una decena de recolocaciones creadas "ad hoc".