Abertis Infraestructuras ha presentado en consorcio una oferta para hacerse con el 70 % de la mexicana Red de Carreteras de Occidente (RCO), que ha puesto en venta el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs, según informa EFE Dow Jones, que cita una fuente del mercado.

La compañía -controlada por la española ACS y la italiana Atlantia- se ha aliado con el fondo soberano de Singapur, GIC Private, para entrar en la puja del 70 % del activo que está en manos de Goldman Sachs.

RCO administra cinco concesiones de carreteras

Dichas concesiones engloban 11 autopistas y suman 876,5 kilómetros, conformando el eje central de comunicaciones en la zona central y occidental de México y uniendo las urbes de Ciudad de México y Guadalajara.

La agencia Bloomberg, que ha adelantado la información, señala que el consorcio de la española compite con una oferta presentada conjuntamente por Blackstone Group Inc. y Grupo Aeroportuario del Pacifico y con otra de China Merchants Bank.

La posible operación podría valorar a RCO en 3.300 millones de dólares, agrega la agencia, que también indica que Goldman Sachs no ha tomado una decisión definitiva y aún podría optar por mantener el activo.

Fuentes de Abertis, por su parte, no han querido comentar la operación.

Abertis ya se interesó hace dos años por la concesionaria mexicana, aunque finalmente su venta su suspendida.