Acciona construirá y operará una planta de transformación de residuos en energía en Aberdeen (Escocia) con una capacidad de tratamiento de 150.000 toneladas anuales, ha informado la compañía en una nota de prensa.

La empresa de infraestructuras se encargará del diseño, construcción llave en mano, puesta en marcha y operación y mantenimiento de la instalación de NESS Energy Project durante 20 años.

El presupuesto total de Acciona será de aproximadamente 400 millones de euros que incluyen el proyecto de ingeniería llave en mano, el precio del contrato de operación y mantenimiento durante todo el periodo previsto.

La encargada de la operación y mantenimiento de estas instalaciones durante todo el periodo de duración del contrato será Indaver, una compañía especializada en la gestión de residuos desde hace más de 25 años.

Acciona tendrá un presupuesto de alrededor de 400 millones de euros

NESS Energy Project se ubicará en un antiguo almacén de gas en el polígono industrial de East Tullos, en Aberdeen, para tratar los residuos no reciclables y, así, producirá electricidad para la red nacional (National Grid) y calefacción para los hogares del distrito cercano de Torry.

La instalación se adherirá a los Reglamentos de Prevención y Control de la Contaminación de Escocia y estará regulada por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de ese país (Sepa), cuyas regulaciones se basan en las más estrictas establecidas recientemente por las directivas europeas, dice la nota.