ACS, a través de sus filiales CIMIC y CPB Contractors, rehabilitará y ampliará un hospital en la ciudad australiana de Campbelltown, a las afueras de Sidney, lo que supondrá unos ingresos de 259,3 millones de euros (424 millones de dólares australianos).

El Gobierno de Nueva Gales del Sur financia el proyecto y las obras, que han comenzada ya y que se espera que concluyan a mediados de 2023.