El Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad ha licitado la primera fase del proyecto de conexión entre las líneas de alta velocidad Madrid-Levante y Madrid-Barcelona por un importe de 6,7 millones de euros.

Según ha informado Adif, el objetivo de esta obra es conectar ambas líneas mediante un ramal directo de enlace que permita el paso de los trenes de una a otra sin necesidad de parar en Madrid, ha detallado Adif.

Las obras, que tendrán un año de duración, construirán la conexión directa de la línea de alta velocidad que hace el recorrido entre Madrid - Castilla La Mancha - Valencia y Murcia con la línea de Madrid-Barcelona, y permitirá el paso de las circulaciones de una a otra sin necesidad de parar en la capital de España.

Además, la obra incluirá la construcción de un tramo de plataforma que se desarrollará una vez pasado el nudo de enlace de la M-50 con la M-45 hasta antes de la conexión con la alta velocidad de la línea Madrid-Barcelona.

En una segunda fase se contempla la reforma de la estación de Puerta de Atocha

Las obras del resto de la conexión se llevarán a cabo posteriormente en concordancia con la puesta en marcha de la nueva estación pasante de Atocha, ya que el objetivo es que la conexión entre las dos líneas del AVE entre en servicio cuando dicha estación esté operativa.

Durante la segunda fase de este proyecto se contempla la reforma de la estación madrileña de Puerta de Atocha y la construcción de una estación pasante bajo la calle Méndez Álvaro, así como la remodelación de la marquesina histórica y del edificio de servicios