Adolfo Domínguez disparó sus pérdidas hasta los 14,97 millones de euros en los nueve primeros meses de su año fiscal (marzo a noviembre de 2020), siete veces más que los 2,1 millones que se dejó en el mismo periodo del ejercicio anterior, y redujo sus ventas un 47,1 %, hasta los 40,5 millones de euros, debido al impacto del coronavirus.

Las ventas de Adolfo Domínguez se sitúan entre marzo y noviembre de 2020 en 40,5 millones de euros, un 47,1% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

La facturación online crece un 28,2% con una penetración en las ventas del 19,3%.

La crisis del coronavirus provoca un resultado operativo negativo en el tercer trimestre del ejercicio de 5,6 millones de euros menos y un resultado neto atribuido de -14,9 millones.

Según ha explicado el director general de Adolfo Domínguez, Antonio Puente, "la crisis del coronavirus sigue siendo determinante día a día, y más para aquellas empresas que contamos con un importante componente social y con una actividad marcada por la evolución del consumo".

Las ventas de Adolfo Domínguez se contraenen todos los mercados en los que opera

En España el comportamiento del conjunto del textil presenta una caída media del 40,5%según los datos de la Asociación de Comercio Textil (Acotex).

Adolfo Domínguez cuenta con una facturación anual de 115 millones de euros y emplea a 1.209 profesionales (ejercicio 2019/20). La firma comercializa sus prendas en 348 puntos de venta en 18 países.