Aena ha puesto en marcha el plan invierno en los 20 aeropuertos con mayor riesgo de sufrir contingencias de hielo y nieve, que establece los procedimientos que deben seguir para minimizar el impacto de las adversidades climatológicas en las operaciones programadas.

En este plan operacional participa tanto personal de Aena como de otros agentes implicados, entre los que están las compañías aéreas y los agentes handling de asistencia en tierra.

Durante la temporada de invierno los trabajos preventivos se centran en el seguimiento exhaustivo de las condiciones meteorológicas, el chequeo continuado del estado del pavimento en pistas, calles de rodaje y plataforma, asegurar la disponibilidad de equipos y material fundente y realizar evaluaciones periódicas del estado del pavimento.

Los procedimientos de este plan se actualizan regularmente, la maquinaria y medios técnicos se revisan periódicamente y el personal implicado recibe una formación continuada que se intensifica en la temporada anterior a la llegada de la temporada invernal.

Los aeropuertos afectados son el de Albacete, Asturias, Barcelona, Bilbao Burgos, Girona, Costa Brava, Granada, Jaén, Huesca, León, Logroño, Madrid, Madrid-Cuatro Vientos, Palma de Mallorca, Pamplona, Salamanca, San Sebastián, Santiago, Valladolid, Vitoria y Zaragoza.

Equipamiento y formación de personal

Para esta campaña, Aena dispone de más de 100 vehículos propios destinados a la retirada de nieve y hielo, así como otros vehículos implementados con cuchillas y esparcidores de urea.

En cuanto a la formación de personal, desde 2003 se viene impartiendo formación relacionada con el Plan de Invierno a todos los colectivos implicados en este tipo de contingencias.

Así, hasta hoy se ha formado a más de 6.800 alumnos, sumando cerca de 96.250 horas de formación y, en concreto, en el último año han recibido formación específica 102 trabajadores con más de 750 horas de formación.