Agencias de viajes y hoteles perderán en torno a 350 millones de euros por la cancelación del programa de viajes del Imserso de este año, que apenas pudo desarrollarse durante los meses de febrero y mitad de marzo, según estimaciones del sector.

El presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido, ha dicho a Efe que la suspensión definitiva del programa para este año anunciada este martes por el Gobierno, es una "malísima" noticia, porque este plan permitía a agencias y hoteles salvar la temporada baja.

Los 350 millones son ingresos directos que dejarán de percibir hoteles y agencias por las casi 900.000 plazas del programa que han quedado sin vender, calculando una media por viaje de 400 euros (300 de media que paga el viajero y 100 adicionales que costea el Estado).

A esas cantidades habría que sumar todo el negocio indirecto e inducido que genera el programa público. En el caso de las agencias de viajes, ha explicado Garrido, quienes compran una excursión del Imserso se convierten con frecuencia en clientes para otro tipo de viajes.

Aunque este programa de turismo de mayores no es el grueso de la facturación de las agencias, la suspensión ha venido a agravar una crisis en la que estas oficinas han perdido en torno al 90 % de los 25.000 millones de euros que factura anualmente este sector.

Garrido entiende que el público al que se dirige el Imserso es población de riesgo pero lamenta que no se haya hecho un programa en paralelo para incentivar la demanda interna, en línea con lo que han hecho países como Italia, que ha ofrecido un bono de 300 euros a los nacionales para gastarlo en turismo interior.

Las agencias de viaje disponen de 9.500 puntos de venta en todo el territorio nacional y 70.000 empleados, según los datos de CEAV.

Los balnearios españoles, por su parte, ven razonable la suspensión del Programa de termalismo y piden que se prorrogue el contrato para 2021 además de que se pongan en marcha algunos turnos como programa piloto para el reinicio del programa con las máximas garantías de seguridad.

Así se lo ha transmitido la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL) al Imserso, entendiendo que dado que en este caso el programa finaliza en noviembre no compensa poner en marcha la maquinaría administrativa a estas alturas del año.

El Consejo de Ministros ha acordado este martes la cancelación de lo que queda de la temporada de los viajes del Imserso, que llevaban suspendidos desde marzo como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en una comparecencia en el Congreso ha dicho que sería una "insensatez" hacer que miles de personas viajen para salvar al sector turístico.