Alstom ha anunciado que está negociando con Bombardier la compra de su filial de ferrocarriles, tras informar The Wall Street Journal de que se había alcanzado un acuerdo preliminar valorado en más de 7.000 millones de dólares (6.454 millones de euros).

Alstom asegura que no ha tomado una decisión final

El fabricante francés de trenes señaló que siguen las negociaciones para la compra de Bombardier Transportation y no se ha tomado una decisión final.

El anuncio se hizo un año después de que la Unión Europea bloqueara una fusión entre las divisiones de ferrocarriles de Siemens y Alstom ante la preocupación por que la operación redujera la competencia en el bloque e incrementara los precios de los sistemas de señalización y la próxima generación de trenes de alta velocidad.

Los analistas del banco estadounidense Citi dijeron el mes pasado que una operación de Alstom y Bombardier tendría menos zonas de solapamiento que la de Alstom y Siemens, aunque agregaron que también sería analizada muy de cerca por las autoridades.

Se espera que la transacción reduzca a menos de la mitad la deuda actual de 9.000 millones de dólares de Bombardier y que recorte drásticamente su negocio tras los problemas de producción y los retrasos de los pedidos de su filial de trenes.