El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha destacado el papel clave de la educación como instrumento fundamental para consttruir un mundo digital inclusivo y justo.

Álvarez-Pallete, ante la presencia de la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha intervenido esta mañana en la primera sesión de EnlighED 2019, el encuentro internacional sobre educación, innovación y tecnología que se celebra desde este miércoles y hasta el próximo viernes en Madrid, paralelamente al South Summit, el evento sobre emprendimiento que celebra ya su sexta edición.

El presidente de Telefónica ha destacado que la "enorme acumulación de tecnología en un periodo concreto, algo que no había ocurrido antes en la historia, ha propiciado un cambio radical en prácticamente todos los hábitos sociales" y "ya está aquí la siguiente revolución, la de la inteligencia artificial" 

Ha añadido que "en 2025, la mitad de los empleos que ahora conocemos serán automatizados, y sin embargo proliferarán profesiones que aún ni conocemos".

En su opinión, "las competencias digitales serán claves para desenvolverse, la programación, la computación... habilidades de las que la mayoría de los empleados aún carece".

Plan de Formación de Telefónica

Durante su participación en el foro , el responsable de la primera operadora española de telecomunicaciones ha defendido que la responsabilidad en la formación de nuevas habilidades digitales ha de recaer tanto en el sector público como en el privado.

El plan de Telefónica, firmado la semana pasada, prevé que más de 6.000 empleados reciban formación para la adquisición de nuevas habilidades (lo que se conoce como "recapacitación", reciclaje o "reskilling") y el conjunto de la plantilla para mejorar sus capacidades ("upskilling").

"Estamos viviendo la época de mayor cambio en la historia de la Humanidad", ha dicho Álvarez-Pallete, que ha puesto como ejemplos que la inteligencia artificial ya entiende, lee y traduce idiomas mejor que las personas, las máquinas ya tienen su propio lenguaje y se comunican entre ellas, y los niños ya hacen deberes preguntando a al asistente Alexa antes que a sus padres.