La petrolera saudí Aramco, la empresa con más beneficios del mundo, fijó el jueves el precio de la acción en 32 riales saudíes (8,5 dólares) para asegurar una salida de más de 26.500 millones de dólares en la operación de venta pública de acciones (opv) más grande de la historia.

El precio definitivo de la acción fue fijado después de que en la medianoche del 4 de diciembre finalizara el periodo de suscripción de acciones para instituciones, que han solicitado títulos por un valor de 397.000 millones de riales saudíes (106.000 millones de dólares), según informaron fuentes de la operación.

Estas solicitudes junto a las de los inversores individuales, cuyo plazo de suscripción concluyó el pasado 28 de noviembre suman un total de 446.000 millones de riales saudíes (119.000 millones de dólares).

Las solicitudes han superado con creces las expectativas de la empresa, ya que representan el 465 % de lo que había ofertado, sin embargo de momento no ofrecerá más del 1,5 % de su capital (1 % para las instituciones y 0,5 % para los clientes individuales),

Los suscriptores tendrán que abonar las acciones antes del 8 de diciembre y la empresa tiene hasta el 12 de diciembre para devolver el monto de las suscripciones excedentes.

A partir del 12 de diciembre, las acciones saldrán a la bolsa de Riad, Tadawul, cuando esta institución haga un anuncio oficial

Aramco se reserva un derecho de compra y de ofertar más acciones hasta los 3.450.000.000 títulos durante los 30 primeros días.

De ofertar esas acciones extra, la empresa recaudaría hasta 110.400 millones de riales saudíes (29.400 millones de dólares), frente más de 25.600 millones de dólares que se propuso en un primer momento.

La mayor petrolera del mundo garantiza así una opv de dimensiones superiores a la de Alibaba (25.000 millones de dólares) por un 1,5 % de las acciones.

Aramco logró un beneficio neto de 111.100 millones de dólares en 2018, según estimaciones de las agencias crediticias Moody's y Fitch.

El pasado agosto, Aramco hizo públicos por primera vez sus resultados, anunciando un beneficio neto de 46.938 millones de dólares en el primer semestre de 2019.

Aramco es el mayor productor de petróleo del mundo, con el 10 % del suministro mundial, pero su salida a bolsa se vio retrasada en varias ocasiones y empañada el pasado septiembre por un ataque con drones y misiles contra dos de sus refinerías, que obligaron al gigante petrolero a suspender temporalmente el 50 % de su producción.

La opv busca recaudar financiación para los proyectos del plan Vision2030, un ambicioso programa de diversificación económica con ramificaciones en construcción, tecnología, medio ambiente y otros sectores para huir de la gran dependencia del reino del petróleo.

De momento, las acciones sólo saldrán a la venta en la bolsa saudí Tadawul, que anunció esta semana que limitará el peso de los valores de sus índices para que ninguna compañía represente más de un 15 % y así evitar que grandes empresas como Aramco distorsionen los selectivos