Bertrand Kan, hasta ahora vicepresidente de Cellnex, ha sido nombrado presidente no ejecutivo del operador español de torres de telecomunicaciones, mientras que Tobías Martínez se mantiene como primer ejecutivo, en calidad de consejero delegado.

Según ha comunicado Cellnex a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Bertrand Kan, que entró en el consejo de la compañía en 2015 como independiente, cuando salió a bolsa, será ahora presidente no ejecutivo de Cellnex, según ha acordado este viernes el consejo.

Kan sustituye en la presidencia al italiano Franco Bernabé, de 72 años, que a principios de enero dimitió de este cargo y como consejero dominical alegando motivos personales.

Al conocerse la salida de Bernabé, Kan ya asumió interinamente las funciones de presidente

El consejo de Cellnex le ha designado hoy nuevo presidente no ejecutivo.

Graduado en economía en la London School of Economics, Bertrand Kan cuenta con una amplia experiencia en banca de inversión, centrado particularmente en el sector de telecomunicaciones, medios y tecnología.

Ha pasado la mayor parte de su carrera en Morgan Stanley, donde desarrolló su actividad como director general y presidente del Grupo Europeo de Telecomunicaciones, y luego saltó a Lehman Brothers, donde fue co-director del Equipo Global de Telecomunicaciones y miembro del Comité Operativo Europeo.

En 2008 pasó a desempeñar el cargo de Director del Grupo Global de Telecomunicaciones, Medios y Tecnología en Nomura y fue miembro el Comité Ejecutivo Global de Banca de Inversión.

Actualmente es miembro del Consejo Asesor de Wadhwani Asset Management, presidente del Consejo de Supervisión de UWC Netherlands en los Países Bajos y presidente de la compañía norteamericana Sentient Blue.

Cellnex continúa con la política de adquisiciones que la ha llevado a dispararse en bolsa en los últimos años y ayer anunció una alianza con la alemana Deutsche Telecom para reforzar su presencia en los Países Bajos mediante la integración de 3.150 emplazamientos de telecomunicaciones en ese país y la creación de un fondo común para la inversión en infraestructuras digitales.