Bombiarder Transportation ha firmado un contrato para la operación y mantenimiento del transporte automático del aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York durante los próximos cinco años por un valor de 277 millones de euros.

El acuerdo de Bombardier comprende la operación de los trenes 24 horas al día y asistencia a pasajeros, mantenimiento de la flota, de las vías, de las fuentes de alimentación y sistemas de señalización y el mantenimiento de las instalaciones relacionadas con el propio sistema.

Actualmente da un servicio a 20 millones de pasajeros anuales

La compañía fue miembro del consorcio responsable del diseño y suministro del sistema AirTrain JFK, que incluía la flota de 32 coches de metro Movia, se ocupó de su operación y mantenimiento desde su apertura en diciembre de 2003 y actualmente da servicio a un total de 20 millones de pasajeros anuales.

Bombardier diseña, construye, opera y mantiene sistemas de transporte automatizados para aeropuertos y ciudades de todo el mundo, incluyendo los diez aeropuertos de más afluencia en Estados Unidos.

En España, la compañía tiene instalado el único sistema APM que presta servicio en el país, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que conecta la T4 con su terminal satélite.