Bombardier Transportation ha cerrado un acuerdo con Transport for London (TfL), valorado en 216 millones de euros, para prolongar diez años más el contrato de servicios de mantenimiento ferroviario para los trenes que operan en la red de London Overground.

De este modo, el contrato se prolongará de julio de 2025 a julio de 2035, para unos trabajos que contemplan los servicios de mantenimiento y soporte para los 54 trenes de la flota Bombardier Aventra Class 710, según ha informado la compañía en un comunicado.

El mantenimiento de las Unidades Múltiples Eléctricas (EMU, por sus siglas en inglés) de la flota Aventra se seguirá realizando en el depósito de mantenimiento de la compañía canadiense en Willesden, al norte de Londres.

Actualmente la flota presta servicio diario en las rutas de Gospel Oak-Barking y Watford-London Euston London Overground. Además, los trenes entrarán pronto en servicio en las rutas del metro West Anglia.

Bombardier  cuenta con centros de producción e ingeniería en 28 países

Con sede en Berlín, Alemania, Bombardier Transportation emplea a alrededor de 40.650 personas y sus productos y servicios están presentes en más de 60 países.

Bombardier tiene su sede central en Montreal, Canadá, y cuenta con centros de producción e ingeniería en 28 países, así como con una amplia cartera de productos y servicios para los mercados de aviación ejecutiva, aviación comercial y transporte ferroviario.

Sus acciones cotizan en la Bolsa de Toronto (BBD).

En el año fiscal que terminó el 31 de diciembre de 2018, Bombardier registró ingresos de 16.200 millones de dólares y la compañía ha sido reconocida en el índice de las 100 corporaciones más sostenibles del mundo en 2019.