La cadena de supermercados DIA ha cesado a su cúpula directiva en Argentina y busca un nuevo consejero delegado (CEO) para hacerse cargo de las operaciones en dicho país, donde cuenta con 950 tiendas.

Fuentes de la compañía han informado a Efeagro de esta decisión y la han enmarcado dentro del proceso de cambios en el que se encuentra la firma para superar la crisis que afronta desde hace un año.

El grupo de distribución, controlado por el multimillonario ruso Mijaíl Fridman, ha optado por destituir al hasta ahora director ejecutivo de DIA en Argentina, Damián Dircie, quien acumulaba más de veinte años de experiencia en la firma, aunque sólo desde enero ocupaba el cargo de máximo responsable en el país.

También ha cesado al director financiero Grondona, con una carrera en la compañía de más de dos décadas, así como al director comercial, Juan Martín Frangella, en la empresa desde 2006.

El director de Recursos Humanos del grupo a nivel global, Alejandro Grande, asumirá las funciones que ocupaba Dircie de forma interina, según las mismas fuentes.

Grande ya ocupó ese mismo cargo durante seis años, entre 2013 y 2018

Argentina es el tercer mercado más importante para DIA a nivel de ventas netas, con 489 millones de euros al cierre del primer semestre del año, por detrás de España (2.078 millones) y Brasil (585 millones), pero por delante de Portugal (290 millones).

De acuerdo con su último informe de resultados, divulgado en septiembre, sus 950 supermercados en Argentina -equivalentes al 14 % del total de tiendas a nivel global- acumulan un descenso en ventas comparables del 9,6 % durante los seis primeros meses del 2019.

El grupo ha aprobado numerosos cambios en la cúpula del grupo, el último de ellos conocido la semana pasada, cuando se anunció la salida de mutuo acuerdo del que fuera director ejecutivo en España, Faustino Domínguez de la Torre.