El Ayuntamiento de Madrid aprobará en el próximo pleno, en este mes de julio, la Operación Chamartín, ahora llamada Madrid Nuevo Norte, un planeamiento urbanístico que prevé la construcción de 10.500 viviendas al norte de la capital y un gran centro de negocios y que ha estado bloqueado más de dos décadas.

El alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida (PP), y la vicealcaldesa, Begoña Villacís (Cs), han anunciado en rueda de prensa que llevarán al pleno esta operación, sin cambios respecto a la redacción del plan pactado por la anterior regidora, Manuela Carmena, junto al Ministerio de Fomento y la promotora privada Distrito Castellana Norte, que explotará los suelos.

Las obras de urbanización podrían empezar en el segundo semestre de 2021

El gobierno local ha subrayado que "desbloquea" los proyectos "estrangulados" durante el anterior mandato y que espera que este proyecto se apruebe por unanimidad tras resolver los "muchos flecos" que impidieron a Carmena aprobarlo antes de las elecciones, aunque, según el alcalde, "no quiso" hacerlo.

También considera que las primeras obras de urbanización podrían empezar en el segundo semestre de 2021.

La Operación Chamartín podría generar más de 200.000 empleos

De esos 214.000 puestos de trabajo, los responsables del informe precisaron que 112.000 empleos se generarán durante el desarrollo del proyecto, y los otros 94.000 se crearán una vez finalice la construcción del nuevo barrio.