El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) financiarán el desarrollo de la planta solar fotovoltaica Núñez de Balboa, que Iberdrola construye en estos momentos en Extremadura.

La instalación ocupa una superficie cercana a las 1.000 hectáreas y contará con una potencia total de 500 megavatios (MW), lo que la convierte en la mayor planta fotovoltaica en construcción de Europa.

Podrá suministrar energía limpia a 250.000 personas, cantidad superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año.

El inversión llega hasta 285 millones de euros

El BEI facilitará 145 millones de euros y el ICO aportará hasta 140 millones de euros para este nuevo proyecto de energía renovable de la compañía, cuya inversión total alcanzará los 285 millones de euros.

Su puesta en funcionamiento está prevista para 2020 y en esta fase de construcción dará empleo a más de 1.000 personas. El proyecto incluye además el desarrollo de toda la infraestructura necesaria para llevar la energía producida a la red de distribución eléctrica.