El Corte Inglés ha decidido el cierre de todos sus centros de la Comunidad de Madrid y del País Vasco para contribuir a frenar el avance de la expansión del coronavirus y proteger tanto a sus clientes como a sus empleados.

Según ha dicho El Corte Inglés a Efe, de momento la medida solo se ha tomado para sus centros de la Comunidad de Madrid y el País Vasco.

La medida, que se pondrá en marcha mañana, se extiende a todos los centros comerciales de El Corte Inglés, salvo el área de supermercado e hipermercado, así como a las tiendas de Sfera.

El Corte Inglés también ha destacado que se mantendrán abiertos los supermercados Supercor.

Como respuesta a la alerta sanitaria y al compromiso de la compañía con sus clientes, empleados y con la sociedad en general, el grupo ha reforzado los servicios online y telefónico con recogida de mercancía en el aparcamiento de los centros comerciales.

En este sentido, los establecimientos de El Corte Inglés están habilitando en sus zonas de aparcamiento nuevas áreas de abastecimiento y entrega de pedidos para propiciar la recogida de la compra.

Paralelamente a esta medidas y como respuesta a aquellas personas que no disponen de acceso a internet o que desean una atención personalizada y a distancia, El Corte Inglés ha reforzado también el servicio telefónico con nuevas líneas a disposición de los ciudadanos y ha habilitado el teléfono 901 930 930.

A través de la atención telefónica, la empresa da la opción de entrega en el domicilio, sujeta a la disponibilidad de reparto en función de la ubicación y zona geográfica, o de recogida en el aparcamiento del centro comercial que decida el cliente y sin necesidad de bajarse de su propio vehículo.

El Corte Inglés confía en que este tipo de medidas contribuyan a mejorar la situación de alerta social que se vive en nuestro país, según ha señalado la compañía.