El expresidente del BBVA Francisco González declara este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, que le ha citado como investigado por supuestos delitos de cohecho y descubrimiento y revelación de secretos en relación con el presunto encargo que le hizo al excomisario José Villarejo.

Tras conocerse el pasado miércoles la petición de la Fiscalía, Francisco González emitió un comunicado en el que anunció "su plena disposición a colaborar con la Justicia".

El mismo día está citado, aunque como testigo, el exdirector de comunicación del BBVA, Javier Ayuso, que también fue jefe de prensa de la Casa Real, y dos días después, el miércoles 20, el representante legal de la entidad como persona jurídica, a la que el titular del juzgado central de instrucción nº 6 imputó en julio.

González abandonó sus cargos en el BBVA el pasado 14 de marzo

Francisco González decidió el 14 de marzo, , un día antes de la celebración de la Junta de Accionistas de la entidad, abandonar "temporalmente" sus cargos como presidente de honor de BBVA y de la fundación del banco mientras concluían las investigaciones sobre el caso Villarejo.

Con esta decisión, González dijo que quería evitar que se utilizara "su persona para dañar a la entidad".

En aquel momento, González apuntó que había "sufrido una larga y continua agresión mediática derivada de las investigaciones policial y judicial, sobre un caso de gran repercusión periodística en torno a un excomisario de policía y su trabajo al frente de una empresa de investigación contratada en su día por el banco".