El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este jueves que se concederán aplazamientos de deudas tributarias con la administración durante seis meses sin intereses a las pymes afectadas por la crisis del coronavirus.

Sánchez que ha comparecido tras lacelebración de un Consejo de Ministros extraordinario, Sánchez ha explicado que esta medida, recogida en un real decreto-ley, permitirá inyectar 14.000 millones de euros en la economía.

"Hay muchas empresas, muchas pymes y autónomos viables que se van a ver coyunturalmente afectados por la emergencia sanitaria", ha reconocido el presidente, que ha confiado en que los pedidos y clientes "volverán" cuando pase la epidemia.

Mientras tanto, "tenemos que ser capaces de apoyar a este tejido productivo para que sobrevivan a este periodo" con la menor incidencia posible.

Por eso, el Gobierno ha acordado que las pymes afectadas puedan acceder a aplazamientos y fraccionamientos de deudas tributarias con la administración por un plazo de seis meses sin intereses.

Esta iniciativa forma parte de un "primer" paquete de medidas para combatir el coronavirus

Sánchez ha dicho que el coronavirus tiene "repercusiones económicas muy serias que ya estamos sufriendo", ya que afecta a los sistemas de producción, distribución y financiero, a subrayado.

"Durante las próximas semanas continuaremos poniendo en marcha otras medidas", ha añadido, con la colaboración de las comunidades autónomas y las instituciones europeas.

Sánchez ha insistido en aconsejar el teletrabajo, la flexibilidad horaria, los turnos escalonados, realizar las reuniones por videoconferencia y evitar desplazamientos que no sean imprescindibles