El presidente del Grupo Volkswagen y del consejo de administración de Seat, Herbert Diess, ha enviado una carta a la plantilla en la que destaca la solidez de la marca y reafirma su compromiso con la fábrica de Martorell (Barcelona) tras la marcha de Luca de Meo, asegurando que la estrategia no cambiará.

En la misiva, Diess valora "el compromiso" y la "inestimable contribución a la empresa" de De Meo, que ha dejado la presidencia de Seat para asumir nuevos retos profesionales, y se dirige a los trabajadores para mandar "un mensaje de confianza en el futuro".

Seat mejoró sus resultados financieros en los últimos años

"Seat es hoy una marca sólida", ha asegurado, tras recordar que el fabricante español de vehículos ha mejorado sus resultados financieros en los últimos años y ha visto crecer sus ventas, su producción y su contratación.

En este punto, destaca que "Seat cuenta con una estrategia bien definida y una base de negocio muy sólida, gracias al duro trabajo llevado a cabo por todo el equipo durante estos años". "Esto no va a cambiar", ha subrayado.

Diess ha señalado, no obstante, de que 2020 es un año en el que se plantean retos como el cumplimiento de los objetivos de CO2, "enormes inversiones para electrificar la gama" y unos mercados "con un crecimiento moderado e incluso ligeramente en declive".

Además de mostrar su compromiso con la fábrica de Martorell, "que cuenta con un equipo competente y dedicado", Diess ha dado su apoyo a la estrategia de Cupra, la marca deportiva situada bajo el paraguas de Seat.

Luca de Meo abandonó Seat a principios de este enero tras cuatro años como presidente en los que la marca ha batido récords de producción y ventas para iniciar una nueva etapa profesional en la que se da por hecho que aceptará la oferta de dirigir la alianza Renault-Nissan-Mitsubischi.