El grupo químico Ercos distribuirá entre sus accionistas 15,6 millones de euros, lo que supone el 35 por ciento de su beneficio del año 2017, que ascendió a 44,63 millones de euros.

Este importe es 2,2 millones de euros superior al que la sociedad dedicó a retribuir al accionista en 2016 y que supuso un desembolso del 30% del beneficio de ese ejercicio.

En la junta de Ercros, que se celebró el pasado viernes en Barcelona, la compañía aprobó un dividendo de 0,05 euros, según ha informado la compañía en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El objetivo de Ercros es alcanzar en 2020 un 50% del beneficio

La primera de estas medidas, el pago de un dividendo en metálico de 0,05 euros por acción, supone un desembolso de 5,6 millones de euros (un 12,5% del beneficio).

La segunda medida es la reducción del capital social en 930.897 euros con objeto de amortizar los 3,1 millones de acciones propias adquiridas por Ercros por un importe de 10 millones de euros (un 22,5% del beneficio).

Según el presidente de Ercros, Antonio Zabalza, "después de un año de experiencia, la recompra y amortización de acciones propias se ha traducido en un aumento del beneficio por acción y del porcentaje de participación de cada accionista en el capital social, y asimismo ha aportado liquidez al valor y ha contribuido a mejorar su cotización".

De hecho, a lo largo de 2017, la acción de Ercros mantuvo la senda ascendente iniciada en 2016; y esta revalorización ha continuado en el presente ejercicio.

En lo que va de año, la acción se ha revalorizado tanto como en todo el año pasado (55,4 %) y la capitalización de la compañía se acerca a los 500 millones de euros.

En su intervención ante la junta, Zabalza destacó el esfuerzo realizado por Ercros en 2017.

En este sentido, señaló que "además de ampliar la capacidad de producción –lo que debería traducirse en un aumento de la cifra de negocios– las nuevas inversiones comportan un aumento de márgenes ya que la tecnología implantada es más eficiente en el consumo de energía, tiene una tasa de utilización de las plantas más elevada y unos costes fijos más competitivos, tanto en gastos de personal como de mantenimiento.

El presidente de Ercros ha destacado que a pesar del reto industrial y financiero planteado, "una moderada deuda y los buenos resultados" les han permitido "cumplir con holgura las condiciones fijadas en la política de retribución al accionista".

Respecto de la marcha de la actividad en 2018, Zabalza ha asegurado que, a la vista de las estimaciones del primer semestre del año, que prevén un ebitda de 41 millones de euros y un beneficio de 27 millones de euros, y a pesar de que la segunda mitad del año incluye los meses de agosto y diciembre, que son estacionalmente bajos, la mejora permite prever un buen resultado para el conjunto del año.

Noticia Relacionada:

Ercros prevé un beneficio de 27 millones de euros en el primer semestre