La Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, ha asegurado que 2019 concluyó con el mayor volumen de actividad turística de la historia de España, con 153.000 millones de euros, un 1,5 % más, lo que ha permitido mejorar los resultados empresariales y mantener la capacidad de creación de empleo, que ha repuntado un 3,5 %, con 64.851 afiliados más.

Según las previsiones de Exceltur presentadas este miércoles por su vicepresidente ejecutivo, José Luis Zoreda, para este año se prolongará el "enfriamiento" del ritmo de crecimiento del PIB turístico, con una tasa del 1,5 %, enlazando tres años de desempeño inferior a la prevista para la economía española.

Las ventas de las empresas turísticas crecieron un 3,5 % en 2019 y los resultados un 3,3 %, aunque existen cada día más diferencias en favor de las compañías y destinos que han invertido en la mejora de su oferta y las localizadas en destinos urbanos, más favorecidas por la demanda que los vacacionales.

En el presente ejercicio, los empresarios turísticos españoles esperan un repunte del 3,1 % en sus resultados y del 3,9 % en ventas, con una leve recuperación de precios, del 3 %, y una creación de empleo más moderada, del 2,3 %.

Sin embargo, estas expectativas sobre el empleo "podrían verse afectadas según pueda resultar cualquier reversión de la reforma laboral que conlleve una menor flexibilidad del mercado de trabajo, y nuevos incrementos en los costes laborales", ha matizado Zoreda.

En 2019, la demanda nacional ha ejercicio de motor de crecimiento de la actividad turística, pese a su "notable" debilitamiento en el último trimestre

No obstante, se observa un positivo patrón de conducta que impulsa el mayor impacto económico del turismo extranjero en España, con una subida del 3,3 % de los ingresos por una mejora del 6,1 % del gasto medio diario, hasta 110 euros, ha agregado.

Esto se debe al esfuerzo inversor en apertura, renovación y reposicionamiento de establecimientos privados y mejora de espacios urbanos, la llegada de turistas de mercados de larga distancia y el progresivo retorno a países competidores de los segmentos de turistas de sol y playa más sensibles al precio.

Las empresas de ocio, principalmente museos y monumentos y parques de ocio, registraron mayores aumentos de los resultados, del 6 %, seguidas de las de transporte, del 5,1 %; los touroperadores españoles, del 4,5 %, y los hoteles urbanos, del 4,3 %.

En el polo opuesto, se encuentran los hoteles de la costa, que sufrieron un descenso del 0,7 %, y las compañías de alquiler de coches, que se mantuvieron, con un ligero aumento del 0,4 %.

Los destinos donde se produjeron mejores resultados empresariales en 2019 fueron los urbanos y de interior, con Madrid a la cabeza (un aumento del 6,1 %), seguido de Navarra, Castilla y León, Extremadura y Aragón.

Las zonas del sol y playa se anotaron peores resultados, especialmente Canarias, con una caída del 7 %, afectada por la caída de la demanda extranjera tanto por el efecto de la recuperación de la competencia de los países del Mediterráneo Oriental como por el de la quiebra de Thomas Cook y por una conectividad aérea en general a la baja.

Cataluña, liderada por Barcelona, ha experimentado una mejora de sus resultados "algo más modesta", del 4,3 %, ya que los nuevos episodios de inestabilidad ocurridos en octubre limitaron puntualmente el ritmo de recuperación que se estaba registrando en 2019.