La junta del grupo automovilístico Fiat Chrysler (FCA) ha anunciado que ha retirado su propuesta de fusión realizada al grupo Renault debido a que no se dan las condiciones políticas en Francia para que sea un éxito.

La FCA, a través de un comunicado, ha señalado que sigue "firmemente convencida" de la razón convincente y transformadora" de su propuesta, cuya operación estaba valorada en unos 40.000 millones de dólares.

Por su parte, el Consejo de Administración de Renault notificado a última hora del miércoles en París que a petición del Estado francés, principal accionista, no se había podido pronunciar finalmente sobre la propuesta de fusión "debido al deseo expresado por los representantes del Estado francés de aplazar el voto a un consejo posterior".

La junta de Fiat Chrysler ha agradecido el "compromiso constructivo" al Grupo Renault, en particular a su presidente y su director ejecutivo, y también a los socios de la alianza con Nissan Motor y Mitsubishi".

Asimismo, ha señalado que "continuará cumpliendo con sus compromisos a través de la implementación de su estrategia".

La decisión sobre una fusión con FCA se esperaba el martes

El pasado 30 de mayo, el consejo de Renault avanzó su decisión de estudiar "con interés" la posibilidad de esa fusión, que según sus primeras impresiones lo reforzaría industrialmente y sería "generador de valor adicional para la alianza" con Nissan y Mitsubishi.

Sin embargo, la posición de las japonesas Nissan y Mitsubishi ha sido uno de los elementos de conflicto en las negociaciones.

Entre las condiciones, el Gobierno francés exigía que se conservaran los centros industriales y los empleos en Francia (donde Renault tiene 48.600 trabajadores) y que el Estado francés tenga representación en el consejo que resultaría de la fusión.