El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, cuya entidad ganó en 2016 804 millones, un 22,7% menos por la ausencia de extraordinarios, espera que la banca empiece a "visualizar la luz al final del túnel" en 2017, año en el que Bankia, que a 30 de junio se verá liberada de los "corsés" impuestos por su rescate, como no poder comprar otras entidades, afrontará nuevos retos, entre ellos aguardar la decisión que adopte el Frob sobre su posible integración con BMN.

Goirigolzarri ha presentado este lunes los resultados de Bankia el año pasado, en que obtuvo un beneficio neto atribuido de 804 millones de euros, un 22,7% menos, debido a la venta el año anterior del  City National Bank de Florida.

Bankia ha explicado en un comunicado que,  pese al descenso, la "confortable" posición de solvencia permite proponer un incremento del 5% en el dividendo a abonar a los accionistas, que alcanzará los 317 millones de euros.

El banco ha ganado un 8,4% menos en 2016 sin el efecto de la venta de City National of Florida en 2015, que eleva el descenso a un 22,7%

La evolución de los resultados se vio afectada, además de por la citada venta del City National Bank de Florida, por el entorno de tipos de interés negativos registrado durante la práctica totalidad del año y las provisiones realizadas para hacer frente a posibles contingencias derivadas de préstamos con cláusula suelo, que Bankia ha decidido cubrir, tras haberlas retirado en septiembre de 2015.

El margen de intereses se situó en 2.148 millones de euros, un 21,6% menos, como consecuencia de un entorno de tipos de interés en negativo y de la bajada del rendimiento de los bonos de la Sareb, ha señalado Bankia.

El impacto que han tenido los tipos de interés negativos en las carteras de Frob y Sareb ha sido de 1.000 millones de euros, mientras que el importe del impacto negativo del euríbor, al que tiene referenciado la mayoría de sus créditos, ha sido  de 200 millones de euros.

No obstante, Goirigolzarri ha vaticinado que el mayor impacto por el descenso de tipos de interés se va a dejar atrás y se va a ir amortiguando. En este sentido, ha señalado que en el cuarto trimestre de 2016 ya ha habido un incremento del margen de intereses con respecto al tercer trimestre.

Los ingresos se vieron afectados por la decisión adoptada en enero de 2016 de eliminar las comisiones para aquellos clientes que tuviesen su nómina o pensión domiciliada en la entidad. Así, la facturación por este concepto se redujo un 12,2%, hasta los 824 millones de euros, con lo que los ingresos típicos bancarios (intereses y comisiones) quedaron en 2.972 millones y el margen bruto cayó un 16,8 %, hasta 3.166 millones.

Ha achacado esa rebaja en las comisiones al comportamiento más negativo que han tenido las comisiones de financiación, debido a que las nuevas formalizaciones de crédito han sido inferiores, especialmente en el mundo de la empresa, con una actividad inferior, igual que en los créditos sindicados, y a que muchas empresas han optado por hacer novaciones de créditos para mejorar sus condiciones, dado el entorno de tipos bajos. Además, el crecimiento en fondos de inversión no ha compensado esas caídas, derivadas de que las peticiones de crédito de empresas medianas y grandes ha estado en 2016 por debajo de lo previsto.

No obstante, espera que en 2017 la facturación por hipotecas pase a ser de 1.600 millones de euros, frente a los 800 millones de este año.

Respecto a los gastos de explotación, bajaron un 8,2 % en tasa interanual, hasta 1.387 millones, tras reducir un 4% su red de oficinas, hasta 1.855 y el número de empleados, un 0,5 %, hasta 13.505.

La caída de los ingresos fue mayor que la reducción de gastos, lo que explica que la eficiencia de Bankia empeorase hasta el 48,9 %, frente al 43,6 % de un año antes.

El margen neto se situó en 1.619 millones, un 24,7 % menos que el de 2015.

La rentabilidad sobre fondos propios pasó del 9 % de diciembre de 2015 al 6,7 % a cierre de 2016. No obstante, Goirigolzarri ha reiterado que aspira a alcanzar un 10%, aunque ha admitido que en el corto plazo será difícil conseguirlo.

La fusión con BMN sigue pendiente del Frob en este 2017, en que Bankia ya no tendrá limitaciones para hacer operaciones corporativas

Por su parte, la morosidad mermó un punto porcentual, hasta el 9,8%, y se hicieron provisiones por 494 millones, un 31,4% menos.

Los activos adjudicados pasaron de 2.689 a 2.251 millones, un 16,5% menos, y su cobertura se elevó hasta el 37,4 %, tras vender más de 9.100 inmuebles, un 7,6% más, con unos ingresos de 481 millones de euros.

Atendiendo a la banca digital, Bankia cuenta ya con 300.000 clientes atendidos a través de este servicio, casi el triple que un año antes.

En cuanto a los depósitos, se registró un incremento acumulado de 1.859 millones, hasta los 98.848 millones, mientras que los recursos fuera de balance gestionados por Bankia alcanzaron los 20.096 millones, 1.080 millones más que al cierre de 2015.

Goirigolzarri ha destacado la solvencia alcanzada por el banco, que está siendo capaz de generar capital de forma orgánica, y ha dicho que está "muy contento" con los resultados de 2016, los últimos antes de que la entidad encare en 2017 el último año de su plan de reestructuración, tras el cual Bankia se va a ver libre de los "corsés" que les impuso el memorando de entendimiento (MoU) entre el Gobierno de España y la Comisión Europea (CE) para su rescate.

Ha destacado que Bankia ha rebajado desde que en 2013 alcanzó su pico de morosidad la mora un 42% y ha eliminado 8.300 millones de activos improductivos de su balance.

Asimismo, ha destacado que desde el comienzo del plan de reestructuración en 2012 la entidad ha mejorado su solvencia en 620 puntos básicos 'fully loaded' de capital, pese a los 4.500 millones de euros destinados a provisiones por los híbridos (preferentes y deuda subordinada) y la operación de salida a bolsa.

Aunque cree que 2017 será un año "complejo", Goirigolzarri cree que el sector bancario empezará a "visualizar la luz al final del túnel"  y ha augurado que en 2018 y en 2019 comenzará un ciclo mejor para la banca, gracias a los cambios en la política monetaria y un nuevo escenario de tipos de interés.

Ese cambio en la dinámica de los tipos de interés, algo que "no vemos desde 2012", ha añadido Goirigolzarri, y que hace "esperable" una subida de tipos en 2018 o en 2019, debe contribuir a aumentar la rentabilidad de la banca.

En el caso de Bankia, ha señalado que a 30 junio de este nuevo año Bankia se va a ver liberada de uno de los "corsés", impuestos para su rescate, como es el de no poder hacer operaciones corporativas, es decir comprar otras entidades, o dar financiación para promociones inmobiliarias, como sí pueden hacer sus competidores.

En el horizonte sigue estando su posible integración con BMN, la otra entidad todavía participada por el Estado español, en este caso en un 100%, y ha señalado que es una decisión del Frob que todavía está trabajando en la cuestión.

Preguntado si la exposición de BMN a las cláusulas suelo puede afectar al "sentido industrial" de esta fusión, Goirigolzarri ha señalado que es un asunto que no afecta para nada a esa complementariedad de los negocios de Bankia y BMN, y que en todo caso ese problema se contemplaría en la valoración que se haga de BMN.

Goirigolzarri sí que ha descartado cualquier otro tipo de operación, ya que "primero, habrá que ver si se produce la operación de BMN", un capítulo que ha dicho "aún no ha llegado", y ha agregado que esa "es la carne que tenemos en el plato".

En cuanto a la privatización de Bankia, de la que el Estado, a través del Frob, tiene el 65,9% y de la que ya se privatizó un 7,5% por 1.304 millones de euros, ha indicado que "sería una buena noticia que se encontrase un buena ventana" de oportunidad en los mercados "para continuar la privatización".

Respecto a las críticas que está recibiendo la banca, ha indicado que "es importante tener un sistema financiero sano y rentable", y ha señalado que pese a errores del pasado y malas prácticas, la calidad de servicio de la banca española está por debajo de la de la UE y Alemania, y las pymes españolas se financian más barato que las de este último país.

En su opinión, "no tiene sentido" echarle la culpa de todo a la banca, que ésta sea el "chivo expiatorio" y que todo lo tiene que aguantar "la cuenta de resultados de la banca. "Eso no puede ser", ha añadido el presidente de Bankia, que ha advertido que si el sistema bancario no es rentable, no podrá financiar a la economía y, si ésta no crece, toda la sociedad tendrá un problema.

"Hay que ser crítico y autocríticos, pero tengamos una cierta ponderación", ha agregado Goirigolzarri, que ha dicho que se aplauden algunas cuestiones que en el corto plazo pueden parecer muy positivas, pero que, en el largo, pueden ser "muy malas para el conjunto de la sociedad", por lo que ha pedido construir, "entre todos, un discurso equilibrado".

Goirigolzarri ha retierado, al igual que el año pasado, que con cargo al ejercicio de 2016 los consejeros ejecutivos cobrarán una retribución variable, a la que renunciaron en ejercicios anteriores por la situación de la entidad y que ahora retoman ya que les consta que su ausencia causa reticencias en los inversores internacionales y en los mercados.

Respecto al futuro plan estratégico de la entidad, una vez finalizado el anterior, ha señalado que no tiene sentido hacer un nuevo hasta que no se disipen las dudas sobre la regulación en materia de capital y ha recordado que este mismo mes Basilea ha postergado la decisión que tenía previsto adoptar. Asimismo, ha señalado que antes deberían disiparse las "incógnitas" sobre la posible fusión con BMN, ya que sería bueno que el nuevo plan diera a los mercados la información más actualizada.

En cuanto a las críticas por parte de entidades privadas a que Bankia quite comisiones bancarias estando nacionalizada, Goirigolzarri ha contestado que desde el principio el nuevo equipo de Bankia se ha regido por criterios de profesionalidad y si ha suprimido comisiones es porque eso da satisfacción al cliente y atrae a más, lo que incrementa la vinculación de los clientes y crea valor.

"Trabajamos como hemos trabajo toda nuestra vida, de forma profesional y para crear valor", ha añadido el presidente de Bankia.