La multinacional de hemoderivados Grifols y el gobierno de Egipto a través de la National Service Projects Organization (NSPO) han suscrito un acuerdo estratégico (Master Joint Venture Agreement) para desarrollar el mercado de medicamentos plasmáticos en Egipto e impulsar su autoabastecimiento, para así asegurar las necesidades del país y contribuir a mejorar sus condiciones sanitarias.

A través de la constitución de una joint venture - participada por el NSPO (51 %) y Grifols (49 %) - unirán su experiencia industrial y esfuerzos financieros para el desarrollo, construcción y operación de 20 centros de donación de plasma (con una capacidad inicial para obtener 600.000 litros de plasma al año) e instalaciones productivas, incluyendo una planta de fraccionamiento (con capacidad para fraccionar hasta 1 millón de litros de plasma al año) y otra de purificación y de dosificación, además de un almacén y un laboratorio de análisis.

Se espera que los centros de plasma y las instalaciones productivas estén funcionando a finales de 2025

Con este acuerdo, Grifols se convierte en socio estratégico y de referencia del gobierno egipcio y avanza en su compromiso de seguir apoyando a los países para que alcancen mayores niveles de autosuficiencia de medicamentos plasmáticos en beneficio de los pacientes.

Este acuerdo forma parte de la estrategia de crecimiento sostenible de Grifols a nivel global, centrada en aumentar el abastecimiento de plasma y en seguir potenciando la expansión internacional como dos de sus ejes principales.

Grifols refuerza su presencia en Oriente Medio y África tras consolidar una sólida presencia en Estados Unidos y Europa y de apostar por China como áreas clave para su crecimiento.

Para el co-consejero delegado de Grifols, Víctor Grífols Deu, ésta "alianza estratégica que va a contribuir al desarrollo del sistema sanitario de Egipto. Además de ser un nuevo e importante paso en nuestra estrategia de crecimiento sostenible, cumple con nuestro propósito de continuar apoyando a los países para que puedan lograr la autosuficiencia de medicamentos plasmáticos, esenciales para los pacientes que dependen de ellos”.

El liderazgo en la producción de medicamentos plasmáticos, la experiencia y reputación en la construcción y gestión de centros de plasma e instalaciones productivas han sido factores clave para establecer esta alianza estratégica.