Grifols ha anunciado su intención de destinar 1.400 millones de euros a inversiones de capital en el periodo 2018-20 y ha destacado su apuesta por introducirse en China, donde quiere producir hemoderivados.

Los dos consejeros delegados de Grifols, Víctor Grífols Déu y Ramon Grífols Roura, han anunciado esta inversión durante la Junta General de Accionistas que se ha celebrado en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), una cifra que supone una actualización de su plan de inversiones en activos.

Según ha señalado Grifols en una nota de prensa, el 66 % de las inversiones serán absorbidas por la División Bioscience, el 10 % por Diagnostic y el 3 % por Hospital.

Las instalaciones situadas en España recibirán más de 300 millones de euros

En su intervención ante la junta general de accionistas, Víctor Grífols Deu ha destacado que “la gestión realizada en 2018 está alineada con el modelo de la compañía de crecimiento sostenible y a largo plazo.

La gestión en 2018 se ha traducido en un crecimiento operativo en todas las divisiones y áreas geográficas que ha elevado los ingresos hasta 4.487 millones de euros (9,2 %).

 La compañía, según ha señalado, ha seguido "consolidando su liderazgo mundial ampliando y diversificando su acceso a plasma con 256 centros en EE.UU. y Europa a 31 de diciembre que le permiten seguir dando respuesta a la demanda de productos plasmáticos y a los pacientes".

 Además, el acuerdo de alianza estratégica con Shanghai RAAS contribuirá a la expansión en China, país que cuenta con un importante potencial de crecimiento para sus divisiones1.

La innovación, una prioridad

 Como grupo pionero en investigación y desarrollo ha invertido más de 1.370 millones de euros en I+D+i en los últimos 5 años que han permitido, entre otros, impulsar su ensayo clínico AMBAR (Alzheimer Management by Albumin Replacement) contra el alzhéimer.

Los resultados presentados hasta el momento demuestran que pacientes leves y moderados mejoran tras el tratamiento.

Por su parte, Raimon Grífols Roura se ha referido al equipo humano y ha dicho que "en 2018 el número de profesionales que trabajan en Grifols ha aumentado un 16 % hasta 21.230 personas de las que el 59 % son mujeres".

La Junta General Ordinaria de Accionistas ha contado con la asistencia de 668 accionistas, titulares de 338.871.496 acciones de Clase A, que representan el 79,5 % del capital social de la compañía con derecho a voto.

La delegación de voto en el Consejo de Administración de Grifols se situó en el 50 % del capital social, lo que ratifica el apoyo de los accionistas a la gestión y al plan de negocio emprendido por el grupo.

Grifols distribuirá el 40 % del beneficio neto consolidado del grupo entre sus accionistas.

Dividendo

Los accionistas de Grifols han aprobado destinar 239 millones de euros a dividendos (0,35 euros brutos por acción) con cargo a los resultados del ejercicio 2018. Esta cantidad total incluye el dividendo preferente de 0,01 euros brutos asociado a cada acción de Clase B.

La distribución del dividendo se realiza en dos pagos: uno a cuenta ya pagado en diciembre de 2018 de 0,20 euros brutos por acción y un segundo pago de 0,15 euros brutos por acción, que se hará efectivo2 a partir del 11 de junio de 2019.

La compañía mantiene su pay-out en el 40 % del beneficio neto consolidado del grupo.