El equipo de investigación clínica de Grifols ha presentado resultados positivos adicionales de su ensayo clínico Ambar (Alzheimer Management by Albumin Replacement) en el marco del congreso Alzheimer’s Association International Conference (Aaic) en Los Ángeles (EE.UU.).

Los resultados presentados se centran en dos escalas que combinan el estado cognitivo y funcional del paciente y en ambas se confirma la eficacia del tratamiento en todos los pacientes independientemente de su estado (leve y moderado).

Según ha informado Grifols, los primeros resultados del Ambar (Alzheimer Management by Albumin Replacement) se presentaron en Barcelona, en 2018, y en Lisboa (Portugal) en marzo de este año.

Estos resultados mostraban una ralentización "estadísticamente significativa" del 61 % de la progresión de la enfermedad en pacientes moderados y también efectos positivos en la memoria de este tipo de pacientes y en el lenguaje y la velocidad de procesamiento en los pacientes en estadio leve de la enfermedad.

Las escalas se denominan Clinical Dementia Rating – Sum of Boxes (CDR-Sb) y Alzheimer’s Disease Cooperative Study – Clinical Global Impression of Change (Adcs-Cgic).

La escala CDR-Sb evalúa la memoria, la orientación, el razonamiento, planificación y resolución de problemas, las actividades sociales, las actividades domésticas y aficiones, y el cuidado personal.

Resultados positivos en todas las escalas

Los resultados en esta escala han mostrado con significación estadística una disminución del 71% en el deterioro de la enfermedad al comparar toda la población de pacientes tratados con el placebo. Este efecto se mantiene cuando se analiza cada grupo de tratamiento por separado.

La significación se mantiene cuando se analizan los tres brazos del tratamiento por separado, con una disminución a los 14 meses que oscila entre el 65 % y el 71 %.

El análisis individual de las cohortes de pacientes leves y moderados muestra una disminución estadística significativa del 53 % en la progresión de la enfermedad en pacientes moderados y una mejoría significativa en pacientes leves, lo que sugiere que el efecto del tratamiento podría ser mayor en las etapas tempranas de la enfermedad.