Grifols y el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí han alcanzado un acuerdo de colaboración no vinculante para impulsar el autoabastecimiento de medicamentos plasmáticos en la región.

A través de la constitución de una compañía conjunta participada está previsto el desarrollo de centros de donación e instalaciones productivas, incluyendo una planta de fraccionamiento y otra de purificación.

Víctor Grífols Deu, co-CEO de Grifols, ha señalado que están "muy satisfechos de formar parte de una colaboración que va a contribuir al desarrollo del sistema sanitario del país y a permitir que más pacientes tengan acceso a nuestros tratamientos”.

El liderazgo en la producción de medicamentos plasmáticos, la experiencia y reputación en la construcción y gestión de centros de plasma e instalaciones productivas, y la sólida presencia y conocimiento de la zona han sido factores muy valorados por el PIF de Arabia Saudí para elegir a Grifols como socio estratégico.

El acuerdo de intenciones suscrito no es vinculante, y Grifols y el PIF pretenden trabajar en la ejecución de los acuerdos vinculantes definitivos

Acuerdo sin precedentes para contribuir a la mejora del sistema sanitario del país Los recursos financieros del proyecto serán determinados por las partes dependiendo de las necesidades específicas de cada fase del proyecto.

Como parte del valor reconocido que Grifols aportará a la empresa conjunta se incluye su conocimiento y experiencia de la industria, así como la propiedad intelectual que posee. Grifols proporcionará servicios de ingeniería y soporte para garantizar las infraestructuras y procesos conforme a los más estrictos estándares de calidad y seguridad.

Asimismo, Grifols garantizará el suministro de productos plasmáticos a Arabia Saudí hasta que las infraestructuras estén operativas y se establezcan los contratos de suministro, fabricación y acuerdos de distribución necesarios.

Grifols cuenta en esta operación con el asesoramiento legal de Osborne Clarke España.